Maduro pone en marcha su ofensiva ante la decisión de EEUU de declarar a Venezuela como amenaza para la seguridad

0
129

fotografia2

El presidente de Venezuela tardó apenas cinco días en desplegar a 80.000 militares y 20.000 civiles, con el fin de lanzar un mensaje claro a la decisión tomada por el Presidente de Estados Unidos. La declaración de Obama no ha sentado muy bien ni siquiera a la oposición del país venezolano, que ha calificado de “exagerado” el comunicado difundido por la Casa Blanca.

El presidente de EEUU, Barak Obama, ante las violentas acciones represivas en respuesta a las protestas contra el Gobierno de Maduro, que se saldaron con 43 muertos, ha decidido pasar a la acción y emitir una orden en la que declara a Venezuela como una amenaza “extraordinaria e inusual” a la seguridad nacional y a la política exterior de los Estados Unidos. El comunicado difundido por la Casa Blanca expresa: “Las sanciones objetivos en la orden presidencial implementan la Ley de defensa de derechos humanos y sociedad civil de 2014 de Venezuela, que el presidente firmó el 18 de diciembre de 2014, y además van más allá de los requisitos de esta legislación”. Por otro lado también aseguran lo siguiente: “Estamos comprometidos por hacer avanzar el respeto por los derechos humanos, al proteger los institutos democráticos, y al proteger el sistema financiero de EEUU de los flujos financieros ilícitos de la corrupción pública en Venezuela”.

Estados Unidos implementó sanciones de restricción de visa, bloqueo de bienes y uso de los sistemas financieros a Venezuela. La orden que Obama firmó establece sanciones para siete funcionarios del régimen de Nicolás Maduro: Gustavo Enrique González López, director general del Servicio Bolivariano de Venezuela de Inteligencia Nacional (SEBIN), así como el ex director de Operaciones de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Antonio José Benavides Torres; Justo José Noguera Pietri, ex comandante General de la GNB; Katherine Nayarith Haringhton, fiscal nacional de la Oficina del Ministerio Público; Manuel Eduardo Pérez Urdaneta, director de la Policía Nacional; Manuel Gregorio Bernal Martínez, ex director General del SEBIN; y Miguel Alcides Vivas Landino, inspector general de las Fuerzas Armadas Bolivarianas (FANB).

La respuesta de Nicolás Maduro no se ha hecho esperar y sólo cinco días después organizó un masivo ejercicio militar de guerra, que tendrá una duración de diez días y en el participaran aproximadamente 80.000 militares y 20.000 civiles. Dichas maniobras llevan el nombre de “Ejercicio Nacional Escudo Bolivariano”, de las cuales el Ministro de Defensa, General Vladimir Padrino López, detalla que se han realizado despliegues de la fuerza naval, movilizaciones de las unidades blindadas, ejercicios de defensa ante ataques contra la industria petrolera y bloqueos de carreteras entre otros. Diez días de ejercicios permitirán elevar “los niveles de apresto operacional del Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional Bolivariana ante una amenaza como la hecha por Obama que significa un inminente peligro agravado al haber puesto ahí las coletillas de amenaza inusual y extraordinaria”, añadió el general.

Maduro solicitó el ejercicio para poder garantizar que a su país “no lo toque nadie”, según reiteró el martes pasado ante el pleno de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), a la que adicionalmente pidió que le conceda “poderes legislativos especiales”. El Presidente venezolano no ha desvelado el contenido de las normas que prevé sancionar una vez que el Parlamento apruebe la petición de esos poderes legislativos especiales que solicitó, la cual está previsto aprobar en una sesión extraordinaria del mismo. Estos poderes tendrán una duración de seis meses que empezaran a contar desde que se publiquen en la Gaceta Oficial.

Esta petición llega un día después de que el máximo mandatario estadounidense declarase a su país en “emergencia nacional”, tras considerar que Venezuela se ha convertido en una amenaza para la seguridad del país americano, lo que hasta los opositores al gobierno venezolano han tachado de exagerado.

Dejar respuesta