Madrid

3
281

Ven a mí, Madrid,
que en mis sueños no tienes descanso.
Ven, nubla el ocaso,
trasciende en mis versos
de aquí hasta el alba.
Madrid, no seas sólo una frase hermosa,
transfórmate en la mejor poesía,
y que en la forma más gloriosa
seas la auténtica musa y real algarabía.
Madrid, entrégame tu corazón
como los brazos al consuelo,
y trasciende a la razón
mezquina y poco auténtica,
que sólo vive en el desconsuelo.
Contágiame de besos que desesperan
a tus labios delgados y ojeras,
mientras espero aquí en la acera
verte de nuevo, Madrid. 

Fuente de imagen:
http://farm4.static.flickr.com/

3 Comentarios

  1. Es increible… como dice el comentario anterior, Madrid tiene un encanto único… y este tío en pocas palabras ha dicho lo mejor.

    Saludos cordiales

Dejar respuesta