Barcelona y Madrid, dos buenas ciudades para estudiar

0
78

La compañía Quacquarelli Symonds, especializada en educación y estudios internacionales, ha elaborado un ranking de las mejores ciudades para alumnos universitarios. Las dos representantes españolas, Barcelona y Madrid, se sitúan entre los veinte primeros puestos a nivel mundial no sólo gracias a su amplia oferta educativa, sino también a la calidad de vida de que gozan ambas metrópolis.

El ranking QS Best Student Cities in the World valora las cincuenta mejores ciudades de todo el mundo en las que estudiar. En este año 2012, Barcelona ha alcanzado el puesto once de la lista, mientras que Madrid figura en el 16. Lo que más se resalta de la capital española es que tiene cuatro universidades entre las 500 mejores del mundo, como son la Complutense, la Autónoma, la Carlos III y la Politécnica.

Este ranking de carácter internacional está basado en las medias que se han obtenido a través de información pública, encuestas y los datos presentados por el QS World University Rankings. A la hora de analizar las ciudades, el estudio valora aspectos como la presencia de estudiantes internacionales y la diversidad de sus países de procedencia, las tasas de matrícula de las universidades y, por supuesto, la excelencia universitaria. Pero no sólo se tienen en cuenta aspectos universitarios, sino también influencias externas a este entorno, como la calidad de vida o el tejido empresarial de las ciudades.

Según la descripción del QS Best Student Cities in the World, Madrid destaca por tener un centro financiero importante en Europa; albergar diferentes instituciones culturales y galerías de arte; disfrutar de un estilo de vida extrovertido y sociable caracterizado por la vida nocturna y la tradición gastronómica; ser escena de la moda ‘chic’ y, en otro orden de cosas, servir como residencia del Real Madrid y sus famosos galácticos.

Las puntuaciones de Madrid se encuentran por encima de la media en muchos de los indicadores, destacando sin duda en la calidad de vida y la mezcla de los estudiantes. El coste de la vida es alto, pero se compensa con unas tasas de matrícula asequibles (entre 1.500 y 3.000 euros). A su vez, las tasas de Barcelona resultan algo más bajas (2.000 euros). Las ciudades que ocupan los diez primeros puestos de este ranking (París, Londres, Boston, Melbourne, Viena, Sidney, Zurich, Berlín, Dublín y Montreal) disfrutan de unas tasas aún más económicas y cuya media apenas asciende a 760 euros.

Imagen cedida por Jordi85

Dejar respuesta