El empresario del Madrid Arena queda libre de cargos

0
90

El pasado 20 de noviembre se produjo la primera comparecencia de Miguel Ángel Flores. Era la primera hora de la mañana cuando el propietario de la empresa Divertt que organizó la fiesta,  culpó de la tragedia al Ayuntamiento de Madrid, ya que, a su juicio, era la Policía Municipal quien tendría que haber controlado el macrobotellón que había fuera del local. Además, ha reconocido que el aforo sobrepasaba al límite establecido, pero que él solo vendió 9.650 entradas y que por lo tanto, también podrían haber entrado personas con las entradas falsificadas. También, ha defendido que su cometido en la fiesta de Halloween era el de controlar la venta de entradas y el contenido de la misma.

Lo que ocurrió la pasada noche de Halloween en el Madrid Arena va a ser algo que jamás se olvidará. Eran alrededor de las cuatro de la madrugada cuando una avalancha humana (que podría haber sido causada por el lanzamiento de una bengala desde un piso superior) en uno de los pasillos del recinto, se cobró la vida de cuatro jóvenes; la cuarta de ellas falleció dos días después, además de un quinta víctima, de 20 años, que sigue en estado de “máxima gravedad”, según fuentes de la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, hospital donde se encuentra la joven. Este accidente ha dado lugar a numerosos interrogantes. ¿Se pudo haber evitado? ¿Qué ocurrió exactamente aquella noche? ¿Hubo la suficiente seguridad? Son muchas las irregularidades las que van saliendo a la luz a medida que pasan los días.

“Entramos al lugar como a la una de la madrugada. Afuera había un botellón enorme, pero parecía que la entrada no estaba tan solicitada a esa hora y todo estaba bien organizado y con seguridad por todos lados. Ya dentro, cuando empezó a tocar Steve Aoki se empezó a juntar la gente horriblemente y al final nos tuvimos que ir porque nos estaban pisando y empujando, vimos muchas ambulancias fuera. Fue hasta el día siguiente que nos enteramos de lo de las chicas”, dice Salime, una de las asistentes a la macrofiesta.

Además, la fuente citada confirma que las entradas no fueron devueltas, “se las quedaban ellos”, dice. Estas declaraciones vendrían a apoyar aún más la tesis de que aquella noche se revendieron algunas entradas. Por su parte, la Policía también calcula que para aquel evento se llegaron a vender unas 19.600 entradas, siendo el aforo total permitido era de 10.620 personas, a las que se sumaron también otras 3.000 personas que se colaron en el recinto.
Asimismo, también se han detectado otras irregularidades que tuvieron lugar aquella noche y que los 38 vigilantes de seguridad que se contrataron no detectaron: menores a los que en teoría no les estaba permitida la entrada, bebidas alcohólicas, etc.

Lo ocurrido en el Madrid Arena también está haciendo que esté poniendo en entredicho la labor de algunos políticos. Se ha llegado a pedir la dimisión de la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que calificó el suceso de “irreparable” y declaró en la rueda de prensa que se convocó a raíz de lo sucedido, que mientras ella fuera alcaldesa de la ciudad nunca más se iba a ceder ningún edificio del Ayuntamiento para este tipo de eventos. Por otro lado, también se acusa al número dos de Botella, Miguel Ángel Villanueva, de estar vinculado con el propietario de Divertt, Miguel Ángel Flores, ya que Villanueva casó por lo civil al hermano de Flores. Una vez dadas estas circunstancias, el vicealcalde de Madrid salió a defenderse en el programa Al Rojo Vivo (La Sexta) negando el posible trato a favor al empresario.

Como consecuencia de lo sucedido, el delegado de Economía, Empleo y Participación Ciudadana y responsable de Madrid Espacios y Congresos, Pedro Calvo fue imputado y presentó su dimisión. Se le acusa por haber sido el máximo responsable de la cesión del Madrid Arena para la malograda fiesta de Halloween. Para esclarecer el caso, La Comunidad encargó un informe. Algunos sectores, como es el caso de la Delegación del Gobierno en Madrid, han detectado errores en dicho informe y niegan que, tal y como mencionó Botella en su comparecencia ante los medios, la policía diese la aprobación a las condiciones del recinto.

Los grupos de la oposición municipal han pedido que comparezcan entre otros, en el marco de la Comisión de Investigación del Madrid Arena, la alcaldesa de Madrid, el consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria, y la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.

Fotografía: Mar Morales


Dejar respuesta