Luchas en ‘Rojo y oro’ que forjan leyendas

0
478

El mundo de la Antigua Grecia y su mitología cobra vida en la nueva novela fantasy de Iria G. Parente y Selene M. Pascual, Rojo y oro, en la editorial Alfaguara. Los dioses griegos son conocidos por sus excesos y comportamientos tremendamente humanos; su reflejo en esta novela no será una excepción. En este libro encontramos al dodekatheon, los doce olímpicos —a ellos, hay que sumarles diferentes dioses menores que también tienen su papel en el conflicto—, enfrascado en una guerrilla interna, en la cual el egoísmo y el ansia de poder serán los pilares de esta disputa. Enredada en ella, encontraremos a nuestros protagonistas: Orión y Asteria.

Eris, diosa de la Discordia, cometerá el mayor pecado por el cual el dodekatheon no podrá perdonarla: matar a otro dios. Las consecuencias no las pagará solo Eris, sino también el recién nacido Orión, dios de La Vida, y el resto de sus hermanos. De este modo, comienza Rojo y oro: con un soñador en busca de un orden y un equilibrio, Orión, y una luchadora con un fuerte sentido de la familia, Asteria. Ambos buscarán la libertad como el bien más preciado que pueden conseguir, encontrando a su paso la inquebrantable lealtad, la amistad y el amor.

En esta novela cabe destacar los personajes femeninos. Si estábamos acostumbrados a protagonistas de películas, series, libros que, hasta no hace mucho tiempo, tenían un papel más pasivo, en Rojo y oro encontramos a las amazonas, un pueblo de guerreras constituido y gobernado por mujeres. Esto hará que el lenguaje y la visión del mundo esté encabezado por lo femenino, lo que se confrontará con la realidad mayoritaria en la que vivimos, lo que supondrá un soplo de aire fresco.

En la construcción de esta obra se enlazan diversos narradores. Por un lado, los cantos a los dioses con sus crónicas, narrados en tercera persona. Por otro, las voces de Asteria y Orión que se alternan para narrar la historia desde la primera persona. Estos dos narradores —la tercera y la primera persona— harán que el lector se meza entre la subjetividad y la objetividad. Haciendo que, de este modo, seamos conscientes de las verdaderas políticas del Olimpo y simpaticemos más, si es posible, con los protagonistas. Además, en esta edición de Alfaguara, el texto está acompañado por ilustraciones en blanco y negro de Mar del Valle, lo que otorga a la narración una mayor riqueza.

Una fantasía ambientada en la Antigua Grecia que está cargada de intrigas, amor, rojo y oro. ¿Estaríais dispuestos a liberar al caos? ¿Sacrificarías todo lo que conoces por conseguir libertad? Una historia de lucha, de superación personal, con unos personajes que no se rinden, que os mantendrá en vilo de principio a fin y no os dejará indiferentes. Una obra que aúna literatura e ilustración de una manera comedida y precisa. ¡No os la podéis perder!

Dejar respuesta