Lucha contra el cambio climático, lucha contra el calentamiento global

0
376

El 28 de enero de cada año celebramos el Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre.

8538230244_cbffdea7a0_zEl aumento de la temperatura global, el constante deterioro de los glaciales, la subida del nivel del mar o las variaciones en las pautas de precipitación son sólo alguna de las manifestaciones del cambio climático que se pueden apreciar hoy en día. Y es que a pesar del titubeo inicial sobre la cuestión (las dudas que planteó el exprimido debate sobre existencia o no del cambio climático) hace ya varios años que los ecologistas, especialistas y medios de comunicación vienen previniendo lo que este fenómeno meteorológico conlleva. Para que los ciudadanos de a pie también puedan conocer los efectos del cambio climático y ser parte de la lucha se instauró el Día Mundial de la Acción frente al Calentamiento Terrestre.

El cambio climático nos afecta a todos, aunque muchas veces suene como algo lejano que no tiene nada que ver con nosotros, el potencial impacto es enorme. Dedicar un día a este tipo de fenómenos ayuda a la concienciación de la sociedad. Inundaciones, olas de calor o movimientos sísmicos no son las únicas consecuencias posibles. Las predicciones van mucho más allá: de falta de agua potable, aumento en los índices de mortalidad, extinción de todo tipo de animales y plantas (ya que los hábitats sufrirán variaciones a gran velocidad y estos seres vivos no podrán adaptarse) que provocarían cambios en la alimentación de las personas, etc. 

Se trata de un fenómeno ambiental con profundas y graves consecuencias económicas y sociales para los humanos. El pasado 2013 ha sido el año más cálido desde que se tienen registros, lo que confirmaría el calentamiento global, uno de los efectos más importantes dentro del cambio climático. Un estudio realizado por el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA muestra que la temperatura media global del año pasado fue de 14,6 grados Celsius, lo que sitúa a la tierra 0,6 grados por encima de la media del siglo XX.

140 fueron los países que ratificaron el Protocolo de Kioto, el cual compromete a todas aquellas naciones industrializadas a estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero. La finalidad de convertir el 28 de enero en una fecha destacada es concienciar a los ciudadanos del mundo y disminuir la concentración de los gases invernadero, tales como el dióxido de carbono, metano, óxidos nitrosos y clorofluorocarbonos.

Es importante que los países se unan en iniciativas como el Protocolo de Kioto (siempre que se cumpla, si no carece de sentido). El 56% de las emisiones provienen de los 8 países más ricos, entre los que podemos encontrar Rusia, Francia, Japón o Estados Unidos, quien todavía no ha ratificado dicho protocolo.

Está en nuestras manos exigir y reclamar calidad de vida tanto para nosotros como para nuestros descendientes. No podemos permitir que se destruya el planeta Tierra. Estamos siendo testigos y aún tenemos tiempo de cambiarlo. Luchemos para que las empresas e industrias se responsabilicen de sus acciones y reduzcan o preferiblemente supriman todas esas prácticas que tienen un efecto directo en el medio ambiente e indirecto en nuestra propia existencia.

Fuente de las imágenes: Creative Commons Flickr

Dejar respuesta