Lou Roe, el adiós de un grande

0
81

El pasado mes de mayo puso punto y final a su carrera deportiva una de las figuras de la pasada década de la Liga ACB: Lou Roe. El pívot estadounidense ha pasado por grandes del baloncesto español y puso broche final a su carrera en Argentina. Fue un innovador y sigue ostentando un récord en España, al ser denominado más veces MVP de la jornada, con 19 galardones.

Roe, en su última parada profesional, el Corrientes

Corría el año 1997 cuando un jovencísimo Lou Roe aterrizaba en España, en concreto en Málaga para formar parte de la plantilla del Unicaja. Era la primera aventura de Roe fuera de América. Llegaba después de haber hecho muy buenos números en la Universidad de Massachussets y de haber sido elegido por los Detroit Pistons el número 30 del ‘draft’ en el año 1995. Fue entonces cuando probó la experiencia de la mejor liga del mundo. Todavía le quedaría otro equipo NBA previo vuelo hacia España, los Golden State Warriors.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=1ruGAaqkc0M[/youtube]

En Málaga promedió buenos números, catorce puntos y seis rebotes, aunque no fueron suficientes para que continuase. Además, varios problemas extradeportivos, con un positivo por cannabis, hicieron que el veterano David Woods le sustituyese en enero. Volvió a España en el año 2000 tras un paso fugaz por Italia, en el Poli Cantú y por los Minnesota Timberwolves. Tras esto, el Inca de la Liga LEB echó sus redes sobre él, para el que este fichaje significó un trampolín para darse a conocer.

Sólo conoció el éxito tras su paso por la LEB. El Gijón Baloncesto se hizo con sus servicios y formó una dupla fantástica con Luis Scola. Fue el MVP de la Liga ese mismo año y ya empezó a causar sensación. Tras esto, les tocó a los aficionados del Lucentum Alicante disfrutar de su juego. Gracias a él, soñaron con competir en Europa. Fue innovador en su tiempo, no era el típico cuatro de debajo del aro, sino que implantó un estilo en España y en Europa con sus penetraciones, movilidad y calidad que le hacían tirar más de un triple. Con este estilo llevó al estrellato al Lucentum y a él mismo, quien formó parte del quinteto ideal de la temporada 2003-04.

Fichó por el Caja San Fernando tras su buen paso por tierras alicantinas y fue el último equipo que vería al auténtico Lou Roe. Con los andaluces consiguió el hito más importante de su carrera, igualar a un mito como Arvydas Sabonis como el jugador que más MVP semanales ha obtenido, 19. A pesar de esto, el físico le empezó a traicionar y comenzó su declive. Tras su paso por filas sevillanas, cambió de aires y compitió en diferentes países, incluso en China, aunque todavía tendría tiempo y fuelle para volver a competir en lo más alto del baloncesto español. En 2007, Roe firmó un contrato por el Tau Cerámica tras una buena temporada en el Palma Aqua Mágica en la Adecco Oro. Con los vascos demostró que todavía le quedaba un poco de magia.

Polaris World Murcia, Bruesa GBC y Tenerife Baloncesto fueron sus últimos equipos antes de iniciar su experiencia latinoamericana. Halcones UV Xalapa de México y Club de Regatas Corrientes de Argentina han sido los últimos equipos en ver en activo al pívot estadounidense. Se va, pues, un grande de la ACB que deja un récord y una huella muy importante en el baloncesto español.

Fotografía: Club de Regatas Corrientes

Dejar respuesta