Los osos panda habitaron la Península Ibérica

0
1002

Un equipo de paleontólogos españoles ha encontrado unos restos fósilizados del antepasado más antiguo del oso panda, hallazgo que modifica el calendario del linaje de este impresionante mamífero.

FlickrUn reciente estudio realizado por expertos del Instituto Nacional de Paleontología Miquel Crusafont (ICP), en colaboración con investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), La Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Universidad de Valencia (UV) sitúa a los osos panda hace 11 y 12 millones de años en España, concretamente en Els Hostalets de Pierola (Barcelona) y Daroca (Zaragoza).

Siempre al pensar en estos mamíferos los situamos en Asia, pero ya en los años 40, a raíz del hallazgo de unos fósiles en Hungría,  se inició una investigación que contemplaba la posibilidad de que los osos panda hubieran habitado en Europa durante el Mioceno. Al no tener restos más antiguos se afirmó que estos pertenecían a la especie más remota del panda, el Alluractos que habitó Europa hace siete u ocho millones de años.

En los años 90 se encontraron unos dientes de oso panda en Daroca (Zaragoza), pero en su momento no fueron investigados y permanecieron durante años en el Museo Nacional de Ciencias Naturales. Recientemente fueron encontrados en el Abocador de Can Mara (Hostalets de Pierola, Barcelona) una mandíbula y más dientes, que se depositaron en el Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont. Este último hallazgo fue investigado y se inició el proceso de indagación que lo relacionaría con los huesos de Daroca y con los húngaros.

El hallazgo en la cuenca del Penedés de dos mandíbulas y varios dientes fosilizados que datan de hace 11,6 millones de años, según informó este jueves Public Library of Science (PloS), es un gran avance en lo que respecta a la historia de los osos panda. Esta nueva especie pasa a ocupar el último lugar en el linaje de dichos mamíferos recibiendo el nombre de Kretzoiarctos, en honor a Miklós Kretzoi, líder de las primeras excavaciones de los yacimientos húngaros.

Aunque es muy difícil determinar su apariencia, ya que solo se han encontrado dientes y mandíbulas, los expertos, entre ellos Juan Abella, investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales, opinan que el Kretzoiarctos era pequeño y no debía pesar más de 60 kilogramos, con un pelaje oscuro a manchas blancas ubicadas en el pecho, alrededor de los ojos y probablemente en la cola. En cuanto a su alimentación Abella sostiene que consistía casi exclusivamente, de vegetales y fruta y en ocasiones pequeños vertebrados, insectos, miel y carroña. Aún no se sabe porque se extinguió pero “lo más probable es la apertura de los bosques a zonas más abiertas y secas, y la aparición de especies similares más competitivas y más grandes”, aclara Abella.

El panda actual es un animal omnívoro, come desde tallos y hierbas hasta aves, peces y roedores, pero su alimento favorito es el bambú. En la actualidad este animal es una especie en extinción que únicamente podemos encontrar en China. Los datos de la organización conservacionista World Wildlife Fund (WWF) afirman que solo quedan unos 1.600 ejemplares en libertad. Las principales causas por las que se encuentra en peligro de extinción son la destrucción de los bosques de babú, la caza furtiva y la dificultad de reproducirse en cautiverio debido a su timidez.

 Imagen: Flickr

Dejar respuesta