Los trece de 2013

2
156

Finaliza el año por lo que llega el momento de echar la vista atrás y hacer memoria para señalar los programas, series o momentos más destacados que la televisión nos regaló en el curso de estos doce meses.

2012_sparklersEl trece es mi número favorito. Y el 2013 tiene los días contados. Además, estamos entrando ya en esa época del mes de diciembre en la que, aparte de ponernos las botas a base de turrón y cenas familiares, las listas de lo mejor y lo peor del año se multiplican por toda la red. Por lo tanto, ¿qué mejor forma de homenajear el año que se nos va escogiendo los trece mejores momentos televisivos? En un ejercicio memorístico sin parangón, me dispongo a destripar lo que, para mí, fue lo mejor del 2013. Los 13 del 2013. Comencemos:

13. El objetivo + Salvados: pongo por delante que, como telespectador, estos dos espacios no están entre mis preferencias personales. Pero entiendo la necesidad de programas como los de Ana Pastor y Jordi Évole, en los que se traten temas espinosos y de actualidad y, lo más importante, se hagan preguntas. Son de agradecer los profesionales que hagan preguntas incómodas y, por qué no decirlo, den caña. Además, El objetivo supuso la vuelta a nuestras pantallas de Ana Pastor tras su polémico despido de Los desayunos de TVE. Y qué queréis que os diga, con ella soy un poco como Sofía Mazagatos con Vargas Llosa, no veo su programa pero le sigo.

12. Tu cara me suena: imitaciones, humor blanco, pop, éxitos musicales, Llum Barrera y Florentino Fernández. La noche de los jueves, Antena 3 se transforma en una fiesta gracias a este concurso. Un espectáculo sin más pretensión que la de entretener. Nada que no os haya comentado ya en mi artículo sobre el programa (un poquito de autopromoción nunca está de más).

11. El nacimiento de Canal+ Series: me debato entre “más vale tarde que nunca” y “la intención es lo que cuenta” para valorar la llegada de este nuevo canal televisivo (de pago). En cualquier caso, el catálogo hará las delicias de cualquier ‘seriéfilo’ ya que podemos encontrar títulos como Masters of sex, Orange is the new black, True Blood, The Good Wife y un largo etcétera. ¿Llega tarde? Puede que sí, pero llega con fuerza, de eso no hay duda.

10. Netflix y Orange is the new black: para los despistados, Netflix es una plataforma estadounidense de VOD (‘Video On Demand’ o videoclub on line, para que nos entendamos) que este años comenzó su andadura en el peligroso terreno de la producción propia. Y la jugada no les ha salido del todo mal ya que han logrado colar en las recientes nominaciones a los Globos de Oro tanto House of Cards como  Orange is the new black en distintas categorías. Esta última es la principal razón de que Netflix ocupe el puesto número 10 de lo mejor del año y mi estreno favorito del año. Si queréis saber más sobre ella podéis echar un vistazo al artículo que ya escribió mi compañera Laura sobre la serie. Las aventuras de Piper Chapman en una cárcel de mujeres no tienen desperdicio.

9. El tiempo entre costuras: aquí tengo que hacer otra confesión. No sigo la serie. Vale, no me miréis así. No pretendo criticar una serie sin haberla visto, no soy de esos. La razón por la que esta producción se encuentra en esta lista, es por la apuesta hecha por la cadena por una ficción de estas características, saliendo un poco del molde de “típica serie española”. Y, además, por el éxito de audiencia logrado. En La Huella ya os habló mi compañera Marta de esta serie. 

8. El final de Breaking Bad: sin spoilers, lo prometo. Como bien sabéis, la despedida de esta genial serie nos dejó un poco huérfanos en el mes de septiembre. Todo lo que puedo decir es que nos dijo adiós con un cierre a la altura de las expectativas. Palabra clave y fundamental: “Ozymandias”.

7. Hannibal y el regreso de Bryan Fuller a la televisión: todo lo que toca Bryan Fuller me interesa. Pese a que sobre sus proyectos siempre planea la sombra de la cancelación prematura. En este caso, se aventuró con un personaje sobradamente conocido, Hannibal. ¿El resultado? Una serie siniestra e inquietante, con una atmósfera oscura pero elegante. ¿Interesante? Por supuesto.

6. Orphan Black y los mil y un rostros de Tatiana Malsany: una chica presencia el suicidio en las vías del tren de otra joven que es idéntica a ella. Tras este ‘shock’ se le ocurre la brillante idea de suplantar la identidad de la fallecida. Y se lleva un par de sorpresitas en forma de…bueno, hasta aquí puedo (y quiero) leer.

5. La cuota británica: Dates y Broadchurch: y más estrenos. Por un lado, Dates, ¿comedia?, ¿drama?, ¿dramedia? que gira en torno a las citas a través de internet. Distintas parejas, distintos encuentros, distintos resultados. Por otro lado, Broadchurch, pendiente de adaptación estadounidense, gira en torno a la investigación de la muerte de un niño de 11 años en una pequeña localidad costera. Ambas igual de disfrutables y recomendables.

4. Mad Men y la calidad que no decae: una de las mejores series que podemos disfrutar actualmente. Y ya. La pasada primavera finalizó su sexta temporada en la que, ¡horror!, Don Draper vuelve a las andadas. Por cierto, ¿qué tendrán los años 60 que tanto enganchan?

3. American Horror Story: Coven: brujas, Nueva Orleans, racismo, Jessica Lange, Kathy Bates, Francis Conroy, Sarah Paulson… ¿necesitáis más motivos por los que la nueva entrega de la serie de Ryan Murphy merece estar en el top 3? Mi compañero Daniel ya dio un repaso del peculiar universo de esta serie.

2. “Las lluvias de Castamere”: o cómo quedar quince minutos de reloj boquiabierto en el sofá tras acabar un capítulo. Juego de Tronos regala uno de los mejores capítulos de sus tres temporadas, así como uno de los más bestias y sobrecogedores (sí, ya sé que los que leísteis los libros lleváis mucho tiempo frotándoos las manos y esperando por este momento). George R. R. Martin, es un usted un sádico sin corazón. Y me encanta.

1. Eyeworks Cuatro Cabezas y la consolidación de lo ‘tróspido’: antes de nada quiero aclarar que no trabajo para esta productora por mucho que enchufe sus programas. Pero no lo puedo evitar, son lo mejor que se puede encontrar actualmente en esta nuestra televisión. Y este año, si me permitís la expresión, lo han ‘petado’ con Un príncipe para Corina, Quién quiere casarse con mi hijo y su última genialidad, Quién quiere casarse con mi madre. Y que no se me olvide: ¡larga vida a Luján Argüelles!

Pues esto es lo que dio de sí el 2013. Pero contadme, ¿cuáles han sido vuestros momentos/programas/series favoritos del año? En La Huella Digital queremos saber. 

Foto sacada de: http://christmasstockimages.com/free/new_year/slides/2012_sparklers.htm

2 Comentarios

  1. Hola. He leído una noticia en el blog PlumillaBerciano.com que indica que pronto se grabará una nueva versión de ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, con las abuelas como protagonistas.

    ¡Qué bien! Después de ¿Quién Quiere Casarse con mi Madre?, pronto vendrá “Un Príncipe para…” que se unificará con “Abuelas Tróspidas”: http://kcy.me/ww4t

    ¿Qué os parece?

    ¡Qué interesante! Estoy deseando ver el resultado.

    Un abrazo.

Dejar respuesta