Los recortes amenazan “la función de RTVE como servicio público”

0
88

El recorte de 204 millones de euros en los presupuestos de RTVE, una medida anunciada por el Gobierno hace escasas fechas, pone en serio riesgo “el desempeño de la función de servicio público de Televisión Española” y hace peligrar la existencia de canales como Clan o Teledeporte,  según afirmó Josep Manuel Silva, presidente de turno del Consejo de Administración de la Corporación.

Josep Manuel Silva, el presidente de turno del Consejo de RTVE, durante la comparecencia en el Congreso.

“Sería más asumible la reducción de presupuesto si lo pudiéramos hacer en dos años, durante 2012 y 2013. Si no fuera así, la Corporación se enfrenta a obstáculos de tal magnitud que ponen en serio riesgo seguir desempeñando la función de servicio público que la ley le encomienda”, afirmó Silva, vocal a propuesta de CIU y actual presidente del Consejo de RTVE, durante su comparecencia ante la Comisión Mixta de Control Parlamentario.

Los recortes podrían afectar a la continuidad de series como Cuéntame y Águila Roja, dos de las producciones líderes de la cadena, además de reducir la compra de películas americanas y españolas; por otra parte, podría provocar la pérdida de liderazgo y cobertura de los informativos, otro de los buques insignia del ente estatal.

En el caso de Teledeporte, su problema radica en la elevada cifra que RTVE tiene que invertir para conseguir los derechos de los eventos deportivos. Un ejemplo son los derechos de la Liga ACB de Baloncesto, que cuestan seis millones de euros anuales y cuyo contrato finaliza el próximo verano. De no contar con estos derechos de retransmisión, el canal se quedaría sin contenidos, “pero suponen un coste que ahora mismo es insostenible”, según afirmó Silva. 

El problema con el canal infantil Clan no son los costes de su permanencia, sino el hecho de que cada primer pase de los capítulos de sus series supone un elevado coste para la Corporación. Sin embargo, y sólo un día después del anuncio de este posible cierre, el canal infantil presentó dos nuevas series que se introducen en su parrilla, aunque su futura emisión es toda una incógnita. Por otro lado, en La2 podrían verse afectados espacios con una larga trayectoria, caso del concurso Saber y Ganar o los grandes documentales. 

A tenor de los compromisos que RTVE tiene adquiridos para 2012 -como la emisión de los Juegos Olímpicos, que supone un coste de más de setenta millones de euros-, Silva considera que el objetivo marcado por el Gobierno “presenta un grado de dificultad muy elevado, quizás incluso insuperable”.

El cierre de cadenas españolas se ha multiplicado debido a los problemas del sector: en 2009 se produjo el adiós de la red de televisiones Localia, en 2010 el de CNN+ y, hace tan sólo un par de meses, también se lamentó el apagón definitivo de Veo Televisión, cadena generalista sustituida por Discovery Max -canal operado por Discovery Communications y Unidad Editorial-.

Fotografía: David Castro/ El Periódico

Dejar respuesta