Los proyectos del Global Game Jam

0
153

Dos días es el tiempo máximo que tienen los participantes del Global Game Jam para crear un videojuego completo. Como en otras ediciones de este concurso internacional, los organizadores han elegido una temática común para que los títulos giren en torno a la misma. Este año ha tocado el uroboros, serpiente mitológica que representa el esfuerzo eterno.

Captura de Pixel Vampire

En la sede madrileña de la competición, situada en el Medialab-Prado, varios grupos trabajan contrarreloj para tener listos sus juegos antes de la tarde del domingo. A pesar de la temática compartida, la variedad es la nota predominante. Carslab, por ejemplo, propone jugar en la calle por la noche mediante una webcam que determina la posición del jugador gracias a su teléfono móvil, introduciendo a éste en un escenario virtual donde debe cruzar una carretera. En la vía pública también se podrá disfrutar de Puppet Master, un proyecto en el que el programador juega con el usuario y no al revés.

Con un estilo similar a Guitar Hero aparece Yuiop-5, donde un jugador coloca obstáculos y otro los tiene que esquivar. En términos parecidos se desarrolla In the loop, que propone la supervivencia en un planeta que se crea y destruye todo el tiempo. Este título, además, se podrá jugar en móviles, tabletas e incluso con el sistema Kinect. Otro proyecto, Gyroworld, sumerge al jugador en un mundo infinito y aleatorio en el que hay que llevar una bola hasta el final del escenario.

En la categoría de móviles destaca Colorfool Snake, un juego para Nokia en el que una serpiente debe comer con cuidado para no devorarse a sí misma. También hay sitio para un juego musical, Sound Drivers, donde hay que pulsar teclas en el momento adecuado para que siga la canción.

Para terminar, una serie de proyectos con estilo gráfico de aire retro. Ensó propone un mundo donde el usuario puede disfrutar de la compañía de los vivos o de los muertos. Uroboros Adventure es una cómica aventura gráfica protagonizada por un tipo que necesita desembarazarse de un ente que le incordia y le impide incluso morir. Del tipo plataformas está Cinco estaciones, un juego sin fin en el que el usuario decide todo el tiempo el camino a seguir. Por último se encuentra Pixel Vampire, que permite a dos personas jugar simultáneamente uno contra otro en un mundo que va cambiando en función de las distintas épocas de los videojuegos.

Fotografía: Alexander López

Dejar respuesta