‘Los poderes de la oscuridad. La versión perdida de Drácula’ de Bram Stoker y Valdimar Ásmundsson

0
398

El mito del vampiro ha estado muy explotado, especialmente desde que, en 1897, Bram Stoker publicase Drácula. Muy pocos conocían que en Islandia —por la barrera idiomática— existía una traducción de una novela de Bram Stoker, Makt Myrkranna. Ediciones B nos traen en castellano esta obra: Los poderes de la oscuridad. La versión perdida de Drácula de Bram Stoker bajo la autoría de Stoker y Valdimar Ásmundsson (traductor al islandés del texto original). En esta edición nos encontramos con un nuevo capítulo dentro del mundo del Conde más famoso de Transilvania.

Los poderes de la oscuridad narra la historia que ya conocemos de Drácula, pero con unas ligeras —y otras no tanto— modificaciones con respecto a la obra que nos ha llegado. Como apunta Hans Corneel de Roos en la introducción del libro: “La más obvia es la de que la extensión del viaje de Harker a Transilvania ha aumentado de las aproximadamente 22.700 palabras en Drácula a las alrededor de 37.2000 en Makt Myrkranna, lo que supone un sesenta y tres por ciento más. El resto de la historia, por el contrario, ha pasado de las 137.860 palabras a las 9.100, lo que representa una reducción del noventa y tres por ciento”. Sin embargo, no se considera una versión abreviada del original, puesto que conserva otras partes integras como la que se desarrolla en Transilvania. Otra de las modificaciones más notables se encuentran en la la segunda parte; por ejemplo,esta aparece relatada por un narrador omnisciente, que le da un ritmo vertiginoso al desarrollo de la trama.

Esta publicación de Ediciones B se encuentra especialmente cuidada y anotada. Así pues, el libro comienza con un prólogo de Dacre Stoker (sobrino bisnieto de Bram), en el cual nos sumerge en las vicisitudes alrededor de la obra de Drácula: una obra cargada de claroscuros y misterios que hoy en día no se conocen en su totalidad. Una vez situados, nos encontramos la introducción de Corneel de Roos, quien hace un excelente ejercicio de análisis comparativo entre ambas obras del irlandés, incluso podemos encontrar mapas del castillo del Conde y un enlace a la versión 3D. Además, es este mismo investigador quien realiza las notas al texto: unas glosas que enriquecen la comprensión de esta obra y marca las diferencias que el traductor introdujo en la versión que se distribuyó en islandés; en la publicación Fjallkonan en 1900 a lo largo de diferentes entregas. Al final de la edición, se encuentra el epílogo de John Edgar Browning, quien da su lectura de la obra.

Los poderes de la oscuridad es un libro que se sostiene por sí solo; es decir, por su estructura, sus cambios y su historia, nos hallamos ante una obra en sí misma: una versión perdida de Drácula con carácter propio. Más allá de los principales cambios que he citado a modo de ejemplo, se esconden un sinfín de incógnitas e inquietudes investigadoras que hacen replantearse vicisitudes tales como el origen (se ha encontrado un texto similar en Suecia), el nivel de autoría de Stoker y un sinfín de cuestiones que de Roos se plantea en la introducción. Un libro imprescindible para comprender un poco mejor toda la literatura que se esconde tras Drácula, puesto que cuenta con un gran equipo de investigación en su producción. Por último, querría aumentar las llamas de vuestra curiosidad con la siguiente cuestión: ¿Puede el cine y un escrito, desconocido para la mayoría del mundo, tener las mismas licencias con respecto a una misma obra?

 

Dejar respuesta