Los niños “ilustrados” de Miguel Delibes

0
88

Una tierna exposición en el museo ABC de Madrid selecciona pasajes de novelas protagonizadas por los pequeños y entrañables protagonistas de diversas obras del autor: quince ilustradores se convierten en segundos narradores de su particular universo.

delibesMiguel Delibes siempre respetó, cuidó y retrató en su obra tres constantes: el entorno rural, la naturaleza y el mundo infantil. A sus ojos, los niños son como un tesoro al que hay que cuidar y apreciar. “Para mí, el niño, precisamente por la carga de misterio que arrastra, tiene mayor interés humano que el adulto, incluso para ser protagonista de una novela o de una película”, explicó el autor en una conferencia en 1981. A lo largo de toda su obra nos encontramos con inocentes criaturas que protagonizan la narración y le otorgan una mirada dulce y fresca.

En la exposición “Delibes ilustrado. Patria Común” se exhibe hasta el 31 de marzo una selección de quince breves textos de diez obras de Delibes en las que el papel de los niños se torna indispensable. Cada fragmento se acompaña de dos ilustraciones: una general en la que el ilustrador representa lo que el pasaje narra y otra de menor tamaño que muestra tan sólo un retrato del pequeño héroe de la novela. El resultado son treinta ilustraciones –dos por artista- que interpretan y simplifican grandes incógnitas aparecidas en las mentes de los pequeños personajes que dan vida a las diez novelas seleccionadas: Daniel “el Mochuelo” y Roque “el Moñigo” de El Camino, Pedro de La sombra de ciprés es alargada, el consentido Sisí de Mi idolatrado hijo Sisí, el sabio Nini de Las ratas, el castellano Isidoro de Viejas historias de Castilla la Vieja, Adolfo de El conejo, los hermanos Quico y Juan de El príncipe destronado, el Pacífico Pérez de La guerra de nuestros antepasados, Gervasio y Florita de Madera de héroe y el propio autor, de pequeño, en su autobiografía Mi vida al aire libre: obras todas escritas entre 1947 y 1989 por el escritor castellano.

Los que se encargan de retratar los fragmentos que engloban esta mágica exposición son Ajubel, Pablo Amargo, Pablo Auladell, Arnal Ballester, Alberto Gamón, Mónica Gutiérrez Serna, Violeta Lópiz, Raquel Marín, Elena Odriozola, Javier Olivares, Claudia Ranucci, Antonio Santos, Emilio Urberuaga, Noemí Villamuza y Óscar Villán. Las técnicas utilizadas van de lo tradicional a lo moderno: lápiz y el pincel con acuarela, óleo y gouache, el ya consolidado collage y lo más innovador: impresiones digitales sobre papel. A fin de cuentas, lo especial de la muestra constituye la fusión que se da entre la arraigada creación literaria de Delibes y la exhibición más contemporánea del arte español que se desarrolla actualmente. Una conjunción perfecta que corrobora que la temática de Delibes nunca dejará de ser actual.

Fotografía: Manuela Medina

Dejar respuesta