Los neoyorkinos The Pains of Being Pure at Heart cierran su gira en España

0
84

La banda americana proveniente de Brooklyn cerró el pasado viernes 16 su gira en el Matadero, Madrid. Es la tercera vez que visitan nuestro país este año y además de su radiante listado de canciones, tuvimos la suerte de que nos presentaran dos temas nuevos.

The Pains of Being Pure at Heart

El evento estaba organizado por Houston Party en colaboración con Red Bull y el concierto tuvo lugar a las 22h. en la Nave de música, un recinto semiabierto, arbolado, con pequeñas calefacciones y un ambiente de lo más acogedor e íntimo. Influenciados por el jangle pop, el shoegazer o garaje-rock de los años noise pop, la banda formada por Kip Berman (voz y guitarra), Peggy Wang-East (teclado y voz), Alex Naidus (bajo), Kurt Feldman (batería y percusión) y Christoph Hochheim (guitarra) saltaron sobre un escenario rojo vivo y abrieron el concierto con“Heart gonna happen now”.

Con muchas ganas de tocar y de una manera muy cercana y amistosa agradecieron nuestra presencia y se expresaron felices de estar cerrando la gira en la capital. Continuaron con un tema que le da nombre a su segundo trabajo, Belong (2011).Esta canción es el ejemplo más claro de la evolución de la banda; quizá en parte gracias al trabajo de su productor Flood que nos hace contemplar un sonido más limpio yarreglado en todo este segundo álbum. Continuaron con muchos otros temas como “Until the sun explodes”, “Stay alive”, o el single “Heart in you heartbeat”, “Sure” o “Come saturday”. Además, tuvimos la suerte de contar con dos versiones, una de “Jeremy”, de Magnetic Fields y otra versión, “My Life Is Wrong”, de East River Pipe.

Peggy Wang-East

En anteriores conciertos hubo bastantes quejas de que la voz de Kid no se escuchaba nada bien, pero en este estaba clara y con un sonido muy estable. Por otra parte, lo que no se escuchaba demasiado bien era la voz de Peggy, lo que tampoco supuso un gran problema ya que su maestría clave es el teclado y esos bailes que tanto la caracterizan con todo el pelazo en la cara. Cuando sí que pudimos verle ese rostro tan sonriente y sí que se la escuchó, en un buen castellano, fue al agradecer al público la asistencia y al dar las gracias después de algunas canciones.

Acompañados de una luz tenue y más azulada que nos envolvía más en esa sensación de psicodelia, ritmos, tempos que tanto les caracterizan, continuaron con “Everything with you”, “Pians” o “Teenager in love” y cerraron con “This is love fucking right”.Los temas que tocaron de su primer disco se caracterizan por un sonido más severo en el que se marcan muchas de sus influencias como The Jesus and Mary Chain o The Pastels,… pero en este directo, tenían ya un toque de madurez y llevado al terreno más evolucionado, que es en el que se encuentran actualmente la banda.

Comentábamos durante el concierto lo mucho que nos sonaban alguno de los temas a una especial mezcla entre The Cure y The Smiths por esa guitarra de Christoph Hochheim solitaria y al margen del resto, con el ritmo pegadizo y circular. Llevado a su terreno, está claro.

Terminaron pronto, la duración del concierto fue de una hora y cuarto aproximadamente. Si bien es cierto tampoco tienen una amplia colección de temas ya que solo cuentan con dos álbumes, así que tendremos más ganas de verlos la próxima vez que vuelvan por nuestro país. Y como dice el refrán: lo bueno, si breve, dos veces bueno. The Pains of Being Pure at Heart no han hecho más que empezar, y aunque sólo tienen dos discos, cada vez que vienen a tocar a España se nota la evolución de la banda. Sobre todo en los directos, más sólidos y con más dinamismo que nunca.

Fotografías: Andrea Gandarillas

Dejar respuesta