Los modestos protagonizan la ida de los octavos de Copa

0
74

La ida de los octavos de final de la Copa del Rey dejó enfrentamientos épicos, vibrantes, de esos que vuelven a demostrar que en el fútbol no sólo cuenta el poder económico. El Club Deportivo Mirandés se ha convertido, por méritos propios y con permiso del Alcorcón, en el equipo revelación del torneo del KO tras su victoria ante el Racing de Santander. El Real Madrid, que reaccionó a tiempo, estuvo a un paso de tirar por la borda su eliminatoria frente al Málaga, mientras que el Barcelona cumplió sin miramientos ante un Osasuna que llegó entregado al Camp Nou.

El partido que abría los octavos de Copa enfrentó a Albacete y Athletic de Bilbao en una noche decepcionante y que deja la vuelta en San Mamés como juez de la eliminatoria. En el Carlos Belmonte apenas se vio fútbol y el Alba plantó cara a unos leones que sólo crearon peligro en un tiro al palo de Iraola. Los de Bielsa defenderán en La Catedral un empate que, para el esfuerzo realizado por los manchegos, se traduce en un resultado injusto.

En el Mirandés-Racing, los cántabros acudieron con un once plagado de suplentes y acabaron rozando el ridículo ante un conjunto de Segunda B. La figura del partido fue Pablo Infante, que marcó el 1-0 y dio la asistencia del segundo gol, obra de Martins. El partido de El Sardinero se presenta decisivo para los de Juanjo González si no quieren caer eliminados ante los burgaleses, que ya apearon al Villarreal en la ronda anterior.

El Levante, por su parte, se enfrentó a un Alcorcón que sigue dando guerra. Los madrileños mantienen su idilio con la Copa y lograron una merecida victoria contra el equipo dirigido por Juan Ignacio Martínez. El primer gol llegó en los compases inciales por medio de Borja, autor de uno de los mejores tantos de la jornada. Pese al empate logrado por Pallardó apenas diez minutos después, los alfareros dieron muestras de superioridad a lo largo de toda la primera parte. El premio llegó con el 2-1 obtenido por Nagore al inicio de la segunda mitad, que obliga al Levante a remontar en casa.

El Santiago Bernabéu fue escenario de un frenético encuentro entre el Real Madrid y el Málaga. El actual campeón protagonizó una primera parte para olvidar, con dos fallos garrafales de Casillas en los tantos marcados por Sergio Sánchez y Demichelis. El Málaga puso más intensidad y acierto hasta que Mourinho introdujo un triple cambio -saltaron al campo Benzema, Özil y Khedira- que propició la reacción y derivó en una remontada ‘made in Bernabéu’, merced a los goles anotados por Khedira, Higuaín y Benzema. Las espadas quedan en todo lo alto para el partido de La Rosaleda.

Higuaín, tras anotar el 2-2

En San Sebastián, la Real Sociedad abrió la segunda jornada de octavos frente al Mallorca de Joaquín Caparrós. Un remate de cabeza de Aranburu a los veinte minutos de la primera parte encaminó una victoria que Agirretxe se encargó de confirmar al inicio de la segunda. De esta forma, el delantero ‘txuri urdin’ celebró su reciente renovación hasta 2015. Los bermellones tendrán que remontar en casa el 2-0 y mejorar su imagen ante un equipo que les superó en todas las líneas.

La mayor goleada de la jornada citó a Barcelona y Osasuna en el Camp Nou. El cuadro blaugrana jugó al despiste y anunció que Messi estaba enfermo, pero éste finalmente saltó al terreno de juego y disputó media hora de partido. El encuentro supuso la reivindicación de Fábregas, que marcó dos goles al inicio y suena como falso nueve para La Roja. Messi, por su parte, marcó por partida doble para aniquilar a los rojillos y, de paso, sentenciar la eliminatoria.

Cesc Fábregas

La noche de Reyes fue mágica para el Córdoba gracias a su costosa victoria ante el Espanyol. Los de Pochettino, con un buen gol de Sergio García al final de la primera mitad, sufrieron las bofetadas de un arbitraje que les perjudicó en jugadas clave. Los de Paco Jémez dominaron, pero la injusta expulsión de Kiko Casilla fue determinante. En apenas cuatro minutos, dos goles de Borja y Caballero dejaron a los pericos con la obligación de remontar en Cornellá y mejorar el juego mostrado en El Arcángel.

El último encuentro lo protagonizaron Valencia y Sevilla en Mestalla. Los locales, con un golazo de Jonas, obtuvieron una mínima ventaja que deberán hacer valer en el Sánchez Pizjuán. El conjunto de Unai Emery dominó en la primera mitad, pero los sevillistas mostraron mejor cara en la segunda. El 1-0 lo deja todo por decidir en un enfrentamiento que se prevé atractivo y que contará con la presencia de José Antonio Reyes, flamante fichaje de invierno para el conjunto de Marcelino García Toral.

Imágenes: portaldelsures/Fabio Gava/thesportreview

Dejar respuesta