Los mercadillos benéficos, un apoyo ante la crisis

0
153

El mercadillo benéfico celebrado en Casa Provenzal de las Hijas de la caridad de San Paul, busca la recaudación de dinero para apoyar el gasto de alimentos en el comedor social de esta congregación, que con la crisis han visto aumentada la demanda de alimentos, viéndose obligados a incrementar el número de comidas al día entregadas, así como de productos a la semana.

Presentación3

La pobreza ha aumentado en los últimos años en España, dada  la crisis que atraviesa desde  2007, esta cifra se situaría en 13 millones de españoles en riesgo de pobreza y exclusión social, además de la colocación de nuestro país entre uno de los primeros con mayor porcentaje de riesgo de pobreza infantil en Europa, según los datos elaborados por UNICEF en su informe de 2014.

El 11 y 12 de abril tuvo lugar un mercadillo benéfico, en Paseo de General Martínez Campos 18, organizado por el club rotario Madrid- Castellana que para sostener este proyecto llevan a cabo una recolección de donaciones a lo largo del año para poder ofertar una variedad de productos durante estas jornadas. La recaudación obtenida en el mercadillo es destinada a sufragar los gastos de alimentación de las hijas de la caridad de San Vicente de San Paul, que dirigen el primer comedor social en Madrid, camino de cumplir 100 años. Este comedor que  hace tres años ofrecía 300 comidas al día, ha incrementado esta cifra en torno a las 500 comidas diarias a las familias tanto españolas, que se ha observado un aumentó, así como de familias inmigrantes. También hay una repartición de alimentos para las personas dos veces por semana.

El comedor social también ha visto incrementado el número de hombres que solicitan su ayuda, que además de los alimentos, se les presta un programa de actividades y aseo personal, entre el que encontramos servicio de peluquería una vez a la semana.

Hablamos con Marisa Conde  expresidenta del club, que nos cuenta que esta es la cuarta edición del mercadillo benéfico, que se celebran generalmente entre los meses de marzo y mayo y,  que a pesar de observar una disminución en la recaudación continua funcionando de manera satisfactoria. Además muestra su agradecimiento hacia las organizaciones y voluntarios que hacen posible esta causa así como la aceptación del público.

Los compradores, de edades variadas, se muestran cooperantes hacia esta iniciativa solidaria que esperan que continúen, encuentran una variedad de productos desde accesorios, ropa, vajillas, cristalería, libros  hasta juguetes para los más pequeños a un precio bastante asequible.

Por otro lado los productos que no son vendidos se guardan para el año siguiente una parte, y el resto se reparte a la ONG, Proyecto Gloria, que venderán los productos y con lo recaudado mantendrán una casa de acogida para hombres en riesgo de exclusión.  

Dejar respuesta