Los mejores libros de 2011

1
313

Javier Marías

La Huella Digital termina el año con una valoración del curso literario 2011, en el que autores tan renombrados como Javier Marías, Mario Vargas Llosa o Umberto Eco han regresado a las estanterías para deleite de todos los lectores.

1. Los enamoramientos (Alfaguara), de Javier Marías.
El retorno de uno de los escritores más grandes y reconocidos de las letras castellanas, con una trama vibrante en la que el autor hace gala de su enorme talento literario y en la que tiene cabida su clásico pensamiento literario.

2. El mapa y el territorio (Anagrama), de Michel Houellebecq.
El polémico escritor francés vuelve a la palestra con una novela en la que desenmascara el negocio del Arte, además de dar su visión tan particular de la muerte y la sociedad occidental. Con ella recibió el prestigioso Premio Goncourt. Ni el mismo Houellebecq termina de decidirse acerca de si es pesimista o no, pero sus personajes, como ya es característico, son presas de la abulia y el absurdismo que caracterizan a la sociedad occidental de nuestro siglo.

3. El sueño del celta (Alfaguara), de Mario Vargas Llosa.
La primera novela del escritor peruano tras recibir el Premio Nobel. En esta obra se cuenta la historia de Roger Casement, irlandés que fue pionero en denunciar el colonialismo en el Congo.

4. Lágrimas en la lluvia (Seix Barral), de Rosa Montero.
La escritora sorprende con una trama novelesca de ciencia ficción al más puro estilo Blade Runner. Su obra es cautivadora y con visos de realidad muy presentes en nuestra sociedad, pese a estar ambientada en 2109.

5. Una novela francesa (Anagrama), de Frederic Beigbeder.
Una novela con tintes autobiográficos. Beigbeder reconstruye lo que ha sido su vida desde una celda en la que fue encerrado en 2008 por consumo de cocaína en la vía pública. El autor de 13’99 euros vuelve a la cima de la nueva novela francesa con su acidez característica.

6. El cementerio de Praga (Lumen), de Umberto Eco.
Uno de los intelectuales más carismáticos de nuestro tiempo vuelve a escribir una novela tras El nombre de la rosa (1980). En su nueva obra se narran las peripecias de un falsificador de documentos que se codeará con grandes figuras de la historia, desde escritores de renombre hasta el mismísimo Adolf Hitler.

7. Los chicos de las taquillas (Escalera), de Ryu Murakami.
El joven autor japonés desgrana la cotidianeidad y el desasosiego de las nuevas generaciones en la sociedad nipona. Ácido, derrotista, perverso y dotado de su habitual humor negro, el otro Murakami sorprendió al público con la que es, hasta ahora, su novela más larga y ambiciosa.

Ryu Murakami

8. Verano y amor (Salamandra), de William Trevor.
Con tan evocador título, Trevor nos transporta a un pequeño pueblo cercano a Dublín, donde narra una historia de tintes dramáticos. Ellie está casada con Dillahan, que aún no ha superado el fallecimiento de su esposa. Pronto llegará al pueblo un fotógrafo, Florian, que hará temblar las emociones de Ellie y que dará un vuelco a la vida de los habitantes del pueblo.

9. Libertad (Salamandra), de Jonathan Franzen.
El devenir de una familia con el paso de los años encarna a la perfección muchos de los valores y dramas del pueblo norteamericano. La novela se esperó con gran expectación, pues es la primera que escribió el autor tras los atentados del World Trade Center.

10. Landen (Alfaguara), de Laia Fàbregas.
Escritora aún poco conocida, pero que dará mucho que hablar en próximos años, Fàbregas bucea en la historia de una chica que ve morir a su acompañante de vuelo. La novela se desarrolla en dos direcciones distintas que, en última instancia, acabarán confluyendo. Con un estilo poderoso y una narratividad excepcional, Landen ha sido una de las revelaciones del año.

Fotografías: Miguel A. Monjas / Joi Ito.

1 Comentario

Dejar respuesta