Los medios del talante

0
210

En apenas 48 horas, se han sucedido varios escándalos, ofensas, gazapos o malas intenciones en distintos medios de comunicación. TVE, Canal Metro, PSOE tv o Cataluña Radio obligan hoy a retomar los viejos manuales de ética periodística
No es la primera vez que ocurre, y dudo mucho que sea la última. Televisión Española ha vuelto a meter la pata, y lo ha vuelto a hacer con el líder de los populares. La imaginación, el buen humor y las excusas de patio de colegio suelen hacer acto de presencia ante determinados y determinantes errores, que ya comienzan a ser habituales. Próximamente, Luis Fernández tendrá que dar cuenta de lo sucedido en la comisión de control de Radio Televisión Española. Esta vez, no han sido los torturadores de Abu Ghraib quienes se han colado en el discurso de Rajoy, aunque también ocultaban su rostro. Unas horas más tarde, el “fallo técnico” llegaba con los rótulos. La visita a Cataluña del Presidente del PP era subtitulada con un “en libertad los nueve acusados de quemar fotos del rey”.

Como uno ya empieza a ser perro viejo, quiero anticiparme a la palabrería y verborrea a la que asistiremos en los próximos días. Lo de los subtítulos, nos lo tragaremos, pero las intromisiones terroristas en el discurso del PP, no cuelan. Cualquier becario, incluso los menos avispados, conoce la distribución de las redacciones de televisión. El periodista que trabaja con información internacional ráramente tiene acceso a las imágenes y declaraciones de los políticos nacionales; y, en todo caso, jamás edita con ellas. Por tanto, es inexplicable la inclusión de imágenes vinculadas con el vandalismo callejero -reservadas para los especialistas en interior y tribunales- en “totales” de cualquier líder político.

A este gesto de buen talante hay que añadir el vídeo de los “nuevos rojos”. Esos jóvenes que saturan su discurso de acusaciones al PP sobre la confrontación política y la intransigencia democrática. Pero hay para todos. No crean. La Comunidad de Madrid se echa las manos a la cabeza ante el nuevo vídeo del Canal Metro. Bien es cierto que Esperanza Aguirre no dirige directamente los informativos, pero su gobierno es responsable subsidiario de lo que hacen las empresas públicas autonómicas, incluídos los zafios y tópicos prototipos futbolísticos. La política es así. Al César lo que es del César. Y ahora toca depurar responsabilidades como ha prometido Ignacio González.

En Cataluña, donde ya nada nos extraña, han echado marcha atrás. Algún lumbreras del nacionalismo, algo más aventajado en sus estudios que el señor Montilla, ha debido recordar a los gestores de turno que despedir a un periodista por no hablar en Catalán atenta contra los derechos más básicos recogidos en la Constitución. Después de la humillación pública, Oleguer Sarsanedas, director de Cataluña Radio, ha pedido disculpas a la periodista uruguaya Cristina Peri Rossi. Más vale tarde que nunca. Ahora, de lo que se trata es de que este caso sea la norma y no la excepción.

1 Comentario

  1. Me parece algo exagerado meter en el mismo saco un error técnico, que puede tener cualquier cadena, y un caso de discriminación por no hablar catalán. Creo que se ha rizado el rizo hasta un punto extremo con lo de Rajoy en TVE. Seguramente, esos fallos también se cometen con otros personajes, con otras situaciones y en otros medios; lo que pasa es que hay determinado sector de la sociedad que ve fantasmas donde nos los hay. Otro ejmplo: el famoso vídeo de las no tan juventudes socialistas. En ningún momento se dice explícitamente que sea un joven del PP; solamente hace referencia a la intolerancia.
    La manipulación informativa está demostrada (esta vez sí)con aquella escena que todo periodista lleva grabada en su memoria: Urdaci y su CC.OO.

Dejar respuesta