Los marcapasos se miniaturizan

0
333

La revista online del Massachusetts Institute of Technology (MIT) publicó la semana pasada un interesante artículo sobre los nuevos marcapasos miniatura que han empezado o están a punto de terminar, los ensayos clínicos necesarios para su uso generalizado en la práctica médica.

Diapositiva3,

Hoy en día, la implantación de un marcapasos requiere realizar una incisión por encima del corazón para allí alojar el dispositivo que, a continuación, se conecta con el corazón por medio de unos cables que se llevan a lo largo de una vena situada por detrás de la clavícula. La miniaturización de estos dispositivos hará innecesaria esta cirugía dentro de poco tiempo. En efecto, estos nuevos marcapasos tienen un volumen que es aproximadamente la décima parte de los actuales: un modelo mide 41mm de largo con un volumen de 1 cm cúbico, otro mide 24 mm con un volumen de 0,75 cm cúbicos, lo que equivale a un diámetro de unos 6 mm. Esto permitirá que la implantación se haga mediante un catéter, para lo que solo requiere una pequeña incisión en el muslo.

Según los fabricantes, las baterías de estos marcapasos tendrán una duración de hasta diez años trabajando a la máxima capacidad de estimulación. Otra de las ventajas es que, dado su pequeño tamaño, se alojan directamente en el corazón, a cuyas paredes se fijan mediante unos pequeños ganchos. Al estar en contacto directo con los tejidos cardíacos no necesitan cables, ya que los electrodos están en contacto directo con el corazón.

Dejar respuesta