Los libros ahora viajan en metro

0
85

1498727_564975923580733_1573414354_oDe diciembre de 2013 no sólo nos quedan los excesos navideños, también fue el mes de la renovación de Libros a la Calle, el encuentro anual de la lectura con los viajeros en las principales redes de transporte público de Madrid. Porque la ciudad no sólo es la exportadora del “relaxing cup with café con leche”, sino que también fue la pionera en esta iniciativa de “arrancar” páginas de distintas obras de la literatura para difundirlas más allá de las bibliotecas.

Esta campaña de fomento de la lectura es una de las más reconocibles y consolidadas de la capital, pues cuenta ya con 17 ediciones a sus espaldas. Paradójicamente, lo meditado de esta propuesta parece eclipsado por su sencillez: la presentación de porciones de textos de distintos autores, acompañada por una ilustración propia y su referencia bibliográfica. Un cartel que se lee, de media, en dos paradas. Tiempo más que suficiente si tenemos en cuenta que los madrileños somos los españoles que pasamos más tiempo en esta forma de desplazamiento, según los últimos datos del INE.

Y es que estos 15.000 adhesivos con fragmentos literarios tienen su punto de exhibición en los lugares más informales- y también comunes- de lectura: los vagones de Metro de Madrid y Cercanías de RENFE; los preferidos por el 35% de los usuarios de la región para echar mano de un libro. A ellos se suman en este 2013-2014 nuevos soportes y lugares: 171 pantallas audiovisuales en distintas estaciones y una exposición itinerante de láminas ampliadas, que pasará a lo largo de estos meses por los intercambiadores de Moncloa, Plaza Castilla, Plaza Elíptica, Príncipe Pío y Avenida de América .

En esta ocasión se ponen a nuestra disposición retazos del último Premio Cervantes (José Manuel Caballero Bonald) junto con otros de diversa índole, como ensayos (Carlos Fuentes), poemas (Agustín García Calvo) e, incluso, novela gráfica (el cómic Arrugas). Los amantes de las fechas encontrarán en el transporte público un homenaje al medio siglo de Rayuela, la archiconocida novela de Julio Cortázar, y al escritor Ramón Gómez de la Serna, fallecido hace cincuenta años.

Imagen cedida por L.M.F.

Dejar respuesta