Los israelíes eligen su nuevo congreso unicameral

0
68

El pasado martes 22 de enero se celebraron en Israel elecciones legislativas. Los resultados, aún sujetos a confirmación de las autoridades electorales, revelan una apretada victoria a la coalición de partidos de derecha liderados por Benjamin Netanyahu.

Netanyahu en el World Economic Forum. Foto cedida por fotopediaEn octubre del año pasado, el presidente israelí Benjamin Netanyahu adelantó a enero los comicios que estaban previstos para octubre de 2013. La Constitución israelí establece que el primer ministro puede disolver el parlamento y convocar elecciones cuando su coalición de gobierno no pueda garantizar la aprobación del presupuesto para el siguiente año. Con una amplia mayoría en el parlamento se decidió la disolución de las cortes y el adelanto de las elecciones. El motivo principal de esta decisión fue la dificultad para sacar adelante los presupuestos generales que proponía Netanyahu ya que el acuerdo entre la coalición de gobierno fue imposible.

En principio,  se había acordado anticipar estas elecciones para mayo, pero un pacto de última hora entre el primer ministro Benjamin Netanyahu y el líder de la oposición, Shaul Mofaz, evitó la contienda en favor de un gobierno de unidad nacional que duró unos 70 días. Decisiones del primer ministro israelí como el muro fronterizo con sus vecinos árabes (Siria, Jordania, Líbano y Egipto) y el despliegue de un escudo antimisiles para repeler los ataques desde Gaza han sido factores determinantes en el adelanto de las elecciones. Asimismo, según han apuntado los analistas políticos de los principales medios de comunicación israelíes, explican también la bajada del partido de Netanyahu y la subida de los partidos de izquierda. 

Bandera de Israel by kudumomo. Foto cedida por FotopediaAunque el partido encabezado por Netanyahu (el Likud-Beitenu), ha sido la fuerza más votada, con 31 escaños, las formaciones de derecha y religiosas no han logrado una mayoría absoluta y se han quedado en 60 diputados, exactamente la mitad de la Cámara: 11 de Shas, 7 de Judaísmo Unido de la Torá y 11 correspondientes a Habayit Hayehudí (Hogar Judío). Los partidos de centro (Yesh Atid con 19 escaños, Partido Laborista con 15, Hatnuá con 9 y Kadima con 2) e izquierda (Meretz con 6 y Hadash con 4), suman en total 52 escaños, que llegan hasta los 60 con los 8 provenientes de los partidos árabes; 3 de Balad y 5 de la Lista Árabe Unida-Taal.

La posible combinación de Gobierno es múltiple, pero, según el diario israelí Haaretz, lo más probable es que Netanyahu centre sus esfuerzos en aunar a los partidos de derecha y religiosos en un mismo bloque y así poder gobernar con una confortable mayoría de 79 diputados.  

Dejar respuesta