Los humanos contra las máquinas

0
71

De la mano del director José Padilha, hoy viernes 14 de Febrero, se estrena en nuestras pantallas la nueva película de RoboCop, que nos cuenta de nuevo su historia, de una manera más moderna,  pero como siempre, con mucha acción y tiroteos.

descargaEs el año 2028, una época en la que la compañía OmniCorp domina la tecnología robótica, y ha implantando multitud de sus creaciones a lo largo de todo el mundo a modo de policías-robots, exceptuando Estados Unidos. De esta manera, defienden que gracias a su labor, la seguridad va en aumento, por lo que deberían implantarlos en el gigante americano si el Gobierno les dejase sacar su idea a la calle. Hay una gran polémica: los ciudadanos no quieren máquinas que velen por su seguridad y los políticos están con ellos. Pero a OmniCorp se le ocurre una idea: meter dentro de esas máquinas a seres humanos, policías que han perdido miembros del cuerpo o algún tipo de facultad física, para que de esta forma ganen las dos partes. Por ello cuando Alex Murphy (Joel Kinnaman), un policía de Detroit, sufre un accidente que lo deja gravemente herido, la compañía hará todo lo posible para salvarlo y de paso, que su idea de crecer en el país siga adelante. Sin embargo, Murphy sigue siendo un humano con cuerpo de robot y esto generará multitud de problemas con los que la empresa no contaba…

Ante todo, decir que la historia del actual héroe es bastante fiel a la primera, el protagonista es herido y convertido en máquina, salvando el detalle de que en esta ocasión el problema surge cuando su cuerpo es devorado por las llamas. Lo que más llama la atención desde los primeros minutos de la cinta es el tenso debate interno que existe en la opinión pública de EEUU, que se debate entre si es necesario implantar robots que sustituyan a los vulnerables policías humanos o si por el contrario, los robots pueden descontrolarse y desobedecer las órdenes para las que están programados. Las dos opciones tienen claros pros y contras: una persona puede ser extorsionada, o puede decidir entre matar  a alguien o no; un robot está hecho para matar si alguien le provoca problemas. Es esta la razón por la que los estadounidenses se debaten entre las dos opciones. 

Sin embargo y volviendo a Murphy, él no es un ser humano completo: es un hombre con cuerpo de máquina, puesto que posee aún un cerebro humano y con ello, capacidad racional. OmniCorp lo sabe e intenta controlar sus decisiones,  provocando un debate moral entre los personajes del filme y los espectadores. La familia del protagonista representa la parte más justa y racional del problema, mientras que los científicos de la empresa representan los intereses monetarios y comerciales, además del prestigio que les daría este “producto“ como ellos lo denominan. Por el contrario, con lo que no cuentan es que, Murphy, al seguir siendo un hombre, puede cambiar a su antojo todo lo que está pensando. Entre esta maraña de acontecimientos y dilemas morales existe por supuesto otra subtrama  llena de tiros, peleas y mucha acción que no dejará indiferente a ningún espectador que se siente frente a la pantalla. 

Si el espectador busca pasar un buen rato en el cine, con un filme de acción diferente, RoboCop es la película adecuada.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=_2tXxZOv_i4[/youtube]

Cartel y tráiler: MGM / Columbia Pictures / Strike Entertainment

 

Dejar respuesta