Los galos de cómic más famosos vuelven a las andadas, esta vez en 3D

1
114

Astérix y Obélix al servicio de su majestades el título de la cuarta entrega de estas aventuras. Una vez más nos remontamos 50 años antes de Cristo para averiguar si por fin César logra vencer a los habitantes de la aldea más resistente de toda la Galia. Con un ya mítico Gerard Depardieu en el papel de Obélix y un nuevo Astérix encarnado por Edouard Baer, estos galos prometen dar mucha guerra en los cines a partir del 30 de noviembre.

Cartel de la película
Cartel de la película

La Galia, César (Fabrice Luchini) y esta vez también Britania. Las legiones del gran emperador romano se aventuran a conquistar esa isla desconocida cuyos habitantes son famosos por parar toda actividad a las cinco en punto para beber “aguachirri”. Sin embargo la victoria no se alcanza fácilmente pues una pequeña aldea bretona continúa resistiendo. Cordelia (Catherine Deneuve), su reina, aparentemente impasible ante todo ataque, pues sabe mantener la elegancia bretona, decide pedir ayuda a unos galos cuya fama por derrotar al César se extiende a través de las fronteras.

No muy lejos de allí, Obélix y su inseparable amigo Astérix se encuentran muy ocupados en la tarea de convertir en un hombre a Gudúrix (Vincent Lacoste), el sobrino del jefe de la aldea. Este obstinado adolescente que cree más en la fuerza de la poesía y el amor que en la de la pócima mágica, hará que el dúo galo se replantee su soltería. Con la llegada a la aldea de Buentórax (Guillaume Gallienne), el enviado de la reina Cordelia, los dos amigos y su protegido adolescente se embarcarán, con un barril de pócima mágica, en una aventura más allá del Canal de la Mancha. Eso sí, esta vez deberán dejar a Idéfix, su fiel compañero canino, en casa.

Laurent Tirard ha sido el encargado de dar vida a la película, así como de plasmar bien su firma: “la idea era enfrentarme al proyecto no como lo haría el director de un episodio de ‘Harry Potter’, donde el trabajo consiste en asegurar la continuidad de una saga, sino al contrario, y me pregunté a qué se podría parecer un Astérix hecho por mi”. Este es el motivo por el cual esta vez nos encontramos frente a un Astérix diferente, un poco más ‘dandy’  y más francés de lo que le habíamos visto hasta ahora. Otra novedad girará entorno al tema de la sexualidad de los protagonistas, “teníamos que darles cierta complejidad intelectual y, para ello, estábamos convencidos de que hacía falta abordar el tema de la sexualidad. Pensamos en la relación Astérix-Obélix como en una relación de pareja”.

Sin duda una de las apuestas más arriesgadas ha sido la elección de actores franceses como Gallienne, Valérie Lemercier o Charlotte Le Bon para la interpretación de papeles ingleses. Obstáculo que sin duda se ha sabido sortear con un gran trabajo tanto en los acentos como en la interpretación en general. Por su parte, Gérard Depardieu continúa tan impecable como siempre y orgulloso de su papel alegando que “ésta es la única película de Astérix que ha permanecido fiel al cómic”.

Si bien es cierto que el 3D es muy criticado por restarle calidad a ciertas películas, en este caso le da mayor fuerza a la historia logrando que el espectador sufra una completa inmersión en el cómic. Todo ello junto al gran trabajo del reparto así como del equipo técnico por los escenarios, logra hacer de la película una oportunidad para ver a Astérix y Obélix como nunca antes se había visto.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=CP0q6o9Tx0Y[/youtube]

Imágenes cedidas por Fidélité Films
Vídeo cedido por Tripictures

1 Comentario

  1. Buen articulo para una pelicula divertida,sigue la saga y las aventuras de estos galos.Apostemos por las peliculas 3D.Te animo a seguir un poquito mas.Suerte

Dejar respuesta