Los favoritos se ponen serios en la Copa de África

0
63

Las selecciones favoritas en los cuartos de final de la Copa de África resolvieron sus partidos con distintos grados de dificultad, pero sin dar lugar a la sorpresa de cara a las semifinales que se disputarán el próximo 8 de febrero. Zambia, Costa de Marfil, Mali y Ghana lucharán por un título en el que no habrá ningún representante del Magreb, algo habitual en las últimas ediciones de la competición.

Drogba es serio candidato al MVP de la Copa de África

Se acabaron las sorpresas. Los favoritos en la Copa de África han hecho buenos los pronósticos que los situaban en semifinales, mientras que las revelaciones han quedado apeadas antes de tiempo, dejando ese honor a la selección zambiana dirigida con mano de hierro por Hervé Renard, entrenador exigente y metódico hasta la desesperación, que ha dotado de una gran personalidad a una selección tradicionalmente confinada a un segundo o tercer plano en la escena continental.

Liderados por Chris Katongo y con sorpresas como la de Nathan Sinkala, que dota de control y estabilidad el centro del campo, las Balas de Cobre son, hasta el momento, el equipo que más ha dado que hablar. Quizá haya sido beneficiado por el calendario y los rivales de baja alcurnia, a excepción de Senegal en la primera fase, pero la trayectoria de esta selección ha sido intachable de principio a fin. El contundente 3-0 ante Sudán en cuartos de final fue la mejor muestra posible.

Zambia tendrá que encontrarse en semifinales con Costa de Marfil, quien también despachó por la vía rápida a una de las dos anfitrionas, Guinea Ecuatorial (3-0). El equipo capitaneado por Didier Drogba no ha mostrado ninguna fisura defensiva, lo que sumado a su oficio en el ataque, novedad tras muchas apariciones internacionales marcadas por la anarquía, ha convertido a los Elefantes en favoritos, esta vez con todas las de la ley. Gran porcentaje de este lavado de cara le corresponde a François Zahoui, técnico autóctono que ha sabido cambiar el rumbo tras la infructuosa presencia de varios entrenadores estrella.

Por el otro lado del cuadro, Mali y Ghana se impusieron con algo más de sufrimiento a Gabón y Túnez, respectivamente. Mali tuvo que esperar hasta los penalties para derrotar a Gabón, en la eliminatoria más igualada de todas las que se han visto en cuartos de final. El error desde los once metros del héroe local, Pierre Aubame, fue aprovechado por el héroe maliense Seydou Keita, que hasta el momento había tenido una participación discreta desde su posición de mediapunta. 

También tuvo que ir más allá del minuto 90 el choque entre Ghana y Túnez, última defensora del fútbol magrebí en esta edición de la Copa de África, marcado por la ausencia de Egipto y los fracasos de Libia y Marruecos en la primera fase. Las Black Stars, dirigidas por Goran Stevanovic se han tomado muy en serio su papel de favoritas al título, incluso por encima de Costa de Marfil (hay que recordar que los marfileños son la primera potencia según el ranking FIFA). Túnez había desplegado una propuesta futbolística bastante atractiva para lo que el continente está acostumbrado a ver, y eso le llevó a aguantar el 1-1 hasta el minuto 90 y alargar la incertidumbre durante media hora más. No sirvió de mucho, ya que el oficio ghanés hace que tarde o temprano los partidos caigan de su bando.

Semifinales:
Zambia – Costa de Marfil
Mali – Ghana 

Fotografía: Confederation of African Football

Dejar respuesta