Los escándalos por corrupción asedian a Kirchner

0
118

Desde una trama de lavado de dinero que implica a altos empresarios hasta una supuesta bóveda secreta donde se guardan documentos valiosos y dinero en efectivo, pasando por la aprobación de una polémica reforma judicial, los escándalos asolan a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, quien debe defender el legado de su marido y el suyo propio.

La presidenta Cristina Fernández encabezó la reunión con representantes de trabajadores de los sectores de Calzado, Textil y Madera, por Presidencia de la Nación Argentina, Wikimedia CommonsPuede ser que de un tiempo a esta parte el domingo se haya convertido en el peor día de la semana para la presidenta argentina, Cristina Fernández, ya que es el día de emisión del programa de televisión semanal “Periodismo para todos”, que lleva varias semanas destapando supuestas irregularidades y casos de corrupción producidos durante el mandato de su marido y predecesor en el cargo, el fallecido Néstor Kirchner.

Jorge Lanata, el reconocido y a la vez controvertido conductor del programa, se ha convertido en “el azote de los Kirchner” debido a las denuncias, que incluyen testimonios y pruebas documentales, de episodios poco claros en la gestión del matrimonio Kirchner.

Primero fue el “Caso Báez”, que implica a un importante empresario argentino, Lázaro Báez, en la creación de una trama de blanqueo de dinero de la que se habría beneficiado la pareja presidencial argentina. En esos movimientos a distintos paraísos fiscales, el dinero supuestamente haría escala en Uruguay, lo cual le ha valido una queja formal del Parlamento uruguayo a Lanata. “Dicha liviandad en la información de un elemento de tal relevancia transforman, de hecho, las alusiones a las supuestas facilidades para el lavado que ofrecería el Uruguay, en una forma de encubrimiento de las prácticas que se podrían estar realizando en la propia República Argentina”, reza la declaración. Por otro lado, Báez ha sido imputado por un fiscal argentino por esta presunta trama.

El segundo escándalo revelado por Lanata es el de los denominados “bolsos negros”, en el que la exsecretaria de Néstor Kirchner, Miriam Quiroga, aseguró al programa que empresarios argentinos hacían llegar bolsos negros repletos de dinero en efectivo al entonces presidente tanto en la residencia presidencial de la quinta de los Olivos como en la propia Casa Rosada, que recogía otro exsecretario de Kirchner, Daniel Muñoz. “Muñoz hacía hasta tres viajes por semana y llevaba una o dos maletas. Cada una cargaba 10 a 15 millones, en billetes de 500 euros. Con ese sistema, a partir de 2007 mandaron 3.000 millones”, declaró además una fuente anónima consultada por el diario argentino Clarín.

El hasta ahora último de los casos es el más estrambótico de todos. Se trata de la supuesta construcción de una bóveda en la residencia familiar de los Kirchner destinada a esconder documentos de valor y dinero en efectivo. Así lo desveló uno de los arquitectos de la vivienda. El arquitecto mostró los planos de la bóveda, que contaría con una supuesta cámara secreta a la que solo Néstor y su testaferro Lázaro Báez tenían acceso. La bóveda mediría un metro de ancho, 2,85 de largo y 2,10 de altura, tamaño suficiente para que ambos pudieran moverse por ella con facilidad.

En medio de todo esto, el gobierno de Cristina Fernández promulgó el pasado día 17 la también polémica ley de reforma judicial, de la que sus detractores dicen que supone la intromisión del poder ejecutivo en el judicial. Con todos estos frentes, Cristina Fernández, de momento e inusualmente, ha guardado silencio. Habrá que esperar para ver cuánto dan de sí estos relatos, si es que tienen fin, y para ver cómo actúa la Justicia, si es que puede.

Dejar respuesta