Los Encierros del 2 de Mayo

0
198

Haz clic sobre la imagen para ampliarlaTodas las fiestas populares tienen sus conmemoraciones tradicionales; en semana santa se sacan los pasos que representa la pasión de Cristo, en las romerías se lleva al santo o virgen al campo en señal de agradecimiento por las cosechas, en San Fermín se corre delante de los toros por las calles, y en Madrid para recordar a los valientes que se enfrentaron a las tropas francesas el 2 de Mayo, a las tres de la mañana se sueltan a los policías antidisturbios  para correr detrás de los sublevados pro-botellón.

Desde las diez de la noche, las calles aledañas a la plaza que lleva por nombre la fecha del levantamiento de 1808, se llenan de jóvenes y  no tan jóvenes para celebrar los festejos de la capital española. También desde esa hora, los municipales toman dicho lugar y lo vayan para impedir que se beba alcohol en la plaza.

Haz clic sobre la imagen para ampliarlaLa noche del pasado lunes 30 ocurrió lo mismo, la gente salió al barrio de Malasaña para hacer botellón a falta de la tradicional verbena, y cuando el reloj marcó las tres de la madrugada se produjo la carga policial con un balance final de veinte heridos.

Desde el ayuntamiento madrileño se legitima dicha medida como acción contra el ilegal botellón, sin embargo resulta incoherente ante el dispositivo que se llevó a cabo el año pasado en Ciudad Universitaria al hacerse eco de una macro convocatoria; nadie pisó el campus de la Complutense con una bebida. ¿Por qué anoche se permitió que las calles de La Palma, Manuela Malasaña, Vicente Ferrer y San Andrés se llenaran de cerveza, calimocho, timbales, yambés y ganas de fiesta?

Haz clic sobre la imagen para ampliarlaAl pasar la media noche, la solitaria plaza del 2 de Mayo se fue llenando del cuerpo nacional, y unas horas más tarde las primeras filas que se reunían frente a las vayas iniciaron esporádicos lanzamientos de botellas acompañados de oleadas de abucheos; era como enseñarle el periódico a los bravos. Cuando se acercó la hora punta de la noche anterior se produjo un silencio inexplicable que al momento se rompió con el griterío de lanzarse a la carrera: habían soltado a los miuras de seguridad.

Minutos después las furgonetas de antidisturbios llegaban al campo de batalla; se cortó el alumbrado de las calles durante unos minutos y se reagruparon los cuerpos de seguridad. Se conmemoraba la fecha que inició la independencia de España de la forma más fidedigna que se pueda imaginar: el populacho armado de botellas y ladrillos contra los uniformes, aunque hace dos siglos llevaban bayonetas, ayer se cargaba con porras y pelotas de goma.

Hace dos siglos se luchaba por seguir siendo una patria libre, el 2 de mayo de 2007 se luchó contra un botellón ilegal a partir de la tres de la mañana.

Haz clic sobre la imagen para ampliarlaDespués de esta recreación de antidisturbios y pro-botellón, los festejos del 2008 que cumplen el segundo centenario del Levantamiento de Madrid, promete… Como los políticos en campaña electoral. Hoy en día no hay problemas porque la policía haga el aguardo a un botellón hasta cierta hora de la madrugada: el presidente por fin ha pagado un café a precio de calle.

Fotografías y texto: Beatriz Martínez

1 Comentario

  1. Olé!!si señor esto ya se puede ir considerando como los preparativos de una futura directora de redacción por la que su primo tiene gran admiración y a la que tiene en muy alta estima.
    Betty, enhorabuena por tu noticia por que en mi casa ha triunfado; esta es la primera de las muchas que llegaran a lo mas alto del mundo periodístico.
    Un besito enorme bombón.

Dejar respuesta