Los Corizonas destilaron rock and roll en un sofocante Universimad

0
88

Un Madrid dividido entre las celebraciones de San Isidro y los actos de protesta organizados por el movimiento del 15M fue el escenario de la novena edición de Universimad, festival marcado por las actuaciones de Xoel López, Nacho Vegas y los Corizonas, quienes tuvieron que soportar el sofocante calor de la capital.

El combinado de buen tiempo y conciertos gratuitos atrajo a más de tres mil personas al recinto de Puerta del Ángel, la nueva ubicación del evento tras años celebrándose en el Paraninfo de Ciudad Universitaria. Los finalistas de la trigésimo cuarta edición de los premios Rock Villa Madrid fueron los encargados de romper el silencio pasadas las 16:30 horas. Yakuzas, una joven formación procedente del castizo barrio de Chamberí, se impuso a los también premiados The Patinettes, The Great Barrier, Novedades Carminha  y Gaggia.

A las actuaciones de Hoy Muero Viernes y Pájaro les siguió el directo de Smile, cuyas letras positivas y estribillos resultones hicieron olvidar por un momento el sol de justicia. Guitarra, banjo y ukelele fueron algunos de los instrumentos con los que los vascos dieron forma a temas como “Do as I want” y “Happy people”.

El retraso acumulado a lo largo de la tarde se cobró pronto a su primera víctima, Xoel López, quien se enfrentaba, como él mismo confesó, “al complejo terreno de desvirgarse” con Atlántico, el único CD que ha firmado con su nombre. Menos de una hora fue la duración del primer directo que el gallego ofrecía con banda, en territorio español, tras haber residido durante los tres últimos años en Suramérica.

Acompañado entre otros por su corista habitual, Lola García, y el productor y músico Juan de Dios, el ex Deluxe interpretó de un tirón “Hombre de ninguna parte”,  “La gran montaña”, “Caballero” y la plegaria “Por el viejo barrio”, todos de su último lanzamiento.

Los sonidos latinoamericanos se alejaron para dejar paso a “Los días fríos”, del álbum Reconstrucción (2008). Pero sólo fue un espejismo, ya que el cantante se aferró a su guitarra electroacústica para concluir un recital que se hizo demasiado corto.

Xoel López paseó sus ritmos "atlánticos" por el escenario de Puerta del Ángel

Fue entonces el turno de Nacho Vegas. Con su equipo de fútbol, el Sporting de Gijón, descendido a Segunda División minutos antes, el asturiano ofreció un concierto con tintes reivindicativos para el que eligió cortes de La zona sucia, su último disco, y Cómo hacer crac, el EP que publicó en 2011.

La intensidad eléctrica de “La gran broma final” dio paso a “La fiesta”, “Cuando te canses de mí” y “Perplejidad”. La solvencia de su banda, compuesta por Xel Pereda, Abraham Boba , Manu Molina y Luis Rodríguez, demostró estar a la altura del final de gira que están llevando a cabo en estos momentos.

Una referencia a lo indigesto que resulta leer La Razón, tal y como hace el protagonista de “Dry Martini S.A.”; el tono de protesta de “Cómo hacer crac” y la revisión de “Devil Town”, de Daniel Johnston, precedieron a la canción más coreada de su repertorio, “El hombre que casi conoció a Michi Panero” .

Entrada la noche hicieron su aparición sobre el escenario los Corizonas, el potente grupo surgido de la unión de miembros de Arizona Baby y Los Coronas. Haciendo gala de su esencia vaquera y utilizando sugerentes imágenes de fondo, el combinado sólo necesitó “Hey Hey Hey (The News Today)” para poner a bailar al público.

Javier Vielba volvió a demostrar ser un ‘frontman’ de altos vuelos en descargas de rock and roll como “The Falcon Sleeps Tonight” o “Hotel Room”, en las que brilló el trompetista Yevhen Riechkalov.

“Supernaut”, de Black Sabbath, y “Wish You Were Here”, de Pink Floyd, fueron los clásicos con los que afrontaron la recta final de su actuación, en la que no podía faltar “Run to the river”, acogida con júbilo por un respetable que no dio muestras de desfallecimiento tras una interesante jornada de música en directo.

Fotografías: Alberto Peñalba/ Universimad

Dejar respuesta