Los chicles ya tienen su versión ecológica

0
520

Miles de manchas redondas y requetepisadas inundan nuestras calles. Y no sólo eso… Seguramente todos hemos pasado por la desagradable experiencia de encontrar los restos pegajosos de un chicle en la suela de un zapato o en el bajo de una silla, por no hablar de la tragedia que supone que un gracioso te pegue un chicle en el pelo. Pero ahora todas esas asquerosidades pasarán a la historia con el ‘chicle limpio’.

El chicle es una mezcla de gomas de resinas naturales y sintéticas, azúcar, aromatizantes y colorantes. Degradado, casi no deja rastro, pero para que un chicle desaparezca por sí sólo deben pasar cinco años. Además, son muy difíciles de eliminar por los servicios municipales de limpieza.

Por ello la compañía británica Revoylmer, una compañía surgida en la Universidad de Bristol, ha desarrollado el chicle biodegradable, que no se pega a las superficies, es decir, el chicle puede ser separado con facilidad de zapatos, ropa, suelo y pelo en los que se quede pegado. Además, se degrada con agua en tan sólo 24 horas.

El chicle tradicional contiene un polímero con  propiedades hidrofóbicas -es decir, que repelen el agua-, lo que impide que se degrade, convirtiéndose en un material duro que tardar años en desaparecer.  Por el contrario, el chicle biodegradable posee una capa hidrófila, es decir que se mezcla bien con el agua, por lo que no se pega y se elimina con mayor facilidad. Este hallazgo supone un gran ahorro en las tareas de limpieza  teniendo en cuenta que limpiar un chicle cuesta el doble que comprarlo.

Se han realizado las pruebas necesarias para comprobar si produciría o no daños en la salud bucal, y se estima que pueda empezar a comercializarse a comienzos del próximo año. Y sin olvidarnos de que se trata de un chicle, quienes lo han probado aseguran que su sabor es “magnífico”.

Fuentes del texto:
http://www.adn.es/tecnologia/20070913/NWS-2523-
chicle-biodegradable-desprendible-investigacion-britanica.html

http://www.novaciencia.com/2007/09/17/llega-el-chicle-
ecologico-que-no-se-pega-y-biodegradable/

http://blogs.periodistadigital.com/medioambiente.php/2007/09
/14/nace_el_chicle_limpio

Fuente imagen:
http://www.eladerezo.com/2007/09/page/3

1 Comentario

  1. Demonios, ya era hora de que alguien inventara algo útil. A mí me parece guay esto. He de comentar que sí, que es horrible que se te pegue el chicle a la suela del zapato (lo del pelo no he tenido el gusto de pasar por ello, jodidos adolescentes bárbaros), pero más horrible es aún que se te pegue en el pantalón que llevas arrastrando ligeramente y por el que, además del disgusto, te llevarás la correspondiente bronca de tu madre diciéndote aquello de “ya te dije yo que no llevaras el pantalón arrastrando”.

    ¿Un chicle tarda cinco años en desaparecer? Qué mundo este… Y yo que creía que el polímero sólo servía para maquetar, qué ignorante de la vida. Polímero (que a mí me sigue sonando a la máquina esa de la verdad) hidrófilo además, no un polímero normal y corriente, no no. Entonces, deduzco que eliminar un chicle sale por diez céntimos, claro, vaya negocio. Luego dirá el gobierno que si comamos conejo. ¿Quién dijo que era ‘magnífico’? Seguro que a ese le han untao por hacerle la pelota a la compañía esa.

    Dicho todo esto, a mí me parece una guarrería lo del chicle ecológico este. ¿Cómo vamos a terminar con tanta pamplina? A mí la verdad es que todo esto ya me está empezando a sobrepasar, eh? Y digo esto con todo el derecho que me otorga la Constitución, ya que únicamente estoy expresando una opinión por la que no puedo ser más que contestado y blablablá blablablá.

    Vivan los Trident de Melón y Menta.

Dejar respuesta