Lorca llega a la novela gráfica en ‘Lorca: un poeta en Nueva York’

0
755

lorca_un-poeta-en-nyFederico García Lorca, un solo nombre con una interesante historia detrás. Cuando se trata del granadino, estamos acostumbrados, o bien a leer literatura, o bien monográficos sobre su vida o su obra. Sin embargo, Carles Esquembre nos trae a un Federico en primera persona, lleno de miedos, inquietudes y con una gran capacidad creativa plasmado en una novela gráfica.

Lorca: un poeta en Nueva York de Panini nos acerca el proceso de creación de uno de sus mejores poemarios, como es Poeta en Nueva York. Este libro neoyorkino nacerá de la crisis que sufre Lorca en 1929: la ruptura con Emilio Aladrén y las críticas negativas que recibe de Salvador Dalí y Luis Buñuel sobre Romancero Gitano. Todo ello reflejará, en las primeras páginas, a un Lorca poseído por las pesadillas más surrealistas, mostrando imágenes del mundo daliniano que darán cuenta del estado sentimental y anímico en el cual se encuentra el poeta. No obstante, no solo se mostrará al Lorca más surrealista, sino también se verá al Federico “putrefacto” de la Residencia de Estudiantes, al más gitano que alardea de su ascendencia morisca, al de las minorías, al más carismático y, cómo no, al Federico García Lorca creador de Poeta en Nueva York.

Capítulo a capítulo, el poeta irá reconstruyéndose en una ciudad en la cual él será espectador, mirando cara a cara a las injusticias y proclamándose como denunciante y portavoz de las personas sin palabra. Todo ello tiene como resultado el poema “Nueva York. Oficina y denuncia”. Así pues, cada sección retrata una breve anécdota de lo que vivió Lorca en Estados Unidos, las cuales pueden relacionarse con diferentes poemas de Poeta en Nueva York como “Harlem”, “Paisaje de la multitud que orina”, “Muerte” o la “Oda a Walt Whitman”.

Carles Esquembre realiza un gran trabajo biográfico sobre el granadino, no dejando a un acto de fe creer lo que se cuenta en las páginas de su novela gráfica, sino que en las últimas páginas del tomo se encuentran los datos biográficos donde se explican muchos de los datos que aparecen a lo largo de la obra. Además, regala al lector contenidos adicionales, entre los cuales podemos encontrar portadas alternativas, bocetos e imágenes sobre Lorca y Nueva York.

El poeta asesinado por el cielo fue capaz de atrapar entre sus versos una gran sensibilidad y un fuerte carácter sobre las injusticias que presenció. De igual modo, esta novela gráfica, sobre el periodo que Lorca pasó en la Gran Manzana, recoge la esencia de lo que fue el granadino y plasma de manera magistral ese carisma que tanto caracterizó al poeta. Un Federico refrescante, que habla desde su propia experiencia, nos espera entre las páginas de un muy recomendable Lorca: un poeta en Nueva York.

Dejar respuesta