Los acuerdos internacionales intentan frenar las emisiones de dióxido de carbono

0
341

Inundaciones, incendios forestales, lluvias torrenciales, sequía severa y tifones son algunos de los sucesos atribuibles al calentamiento global, sin embargo el más preocupante es el deshielo del Ártico que llegó a una cifra récord:  sólo 3,5 millones de kilómetros sobrevivieron al finalizar el verano y el nivel del mar ha aumentado un 80% más rápido.  

ContaminacionEl cambio climático con el paso de los años es cada vez más evidente y los fenómenos meteorológicos más extremos y peligrosos, es por esto que el cambio climático supone uno de los mayores problemas de nuestro planeta, para evitarlo es necesario lograr un modelo energético sostenible y reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) que supone uno de los más nocivos para el efecto invernadero. Soluciones como el apoyo a las energías renovables, la modificación de los gases emitidos por los vehículos o los acuerdos internacionales pueden ayudar a reducir la emisión de CO2 y frenar el aumento de la temperatura del planeta.

Por este motivo ha tenido lugar en Doha, Qatar, la decimoctava Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, donde todos los países desarrollados o en vías de desarrollo pretenden instaurar un nuevo modelo climático para que antes del 2020 las  emisiones de carbono se reduzcan en un 20%, solicitando a su vez un mayor compromiso directo a los países que más gases propaguen. Por su parte la Unión Europea solicitó que Doha estableciera un calendario con las medidas que deben tomarse de aquí al 2015 para mantener el calentamiento global por debajo de 2 grados centígrados y examinar el Protocolo de Kioto para modificar los objetivos y hacerlos más efectivos antes del 2014.

Sin embargo la propuesta de la Conferencia de Doha ha sido puesta en duda por la Universidad de Anglia del Este en Reino Unido,  y es que tras realizar un estudio sobre las emisiones de CO2 afirman que estas crecerán un 2,6% hasta alcanzar los 35, 6 millones de toneladas, lo que supone que al terminar este año 2012 serán un 58% mayor que las existentes en el año 1990. También hacen referencia a los países que más gases han emitido, siendo China con un 28%, Estados Unidos con un 16% y la Unión Europea con un 11% los mayores contribuyentes. La diferencia entre estos reside en que mientras que en China han aumentado casi un 10% en Estados Unidos y la Unión Europea disminuyeron un 1,8% y 2,8% respectivamente.

Las emisiones de gases de efecto invernadero se caracterizará hasta el 2020 por  la subasta de derechos de emisión. Anteriormente cada instalación recibirá una cantidad determinada de derechos de emisión, si contamina más deberá comprar más derechos y si emite menos puede venderlos a otras compañías. A partir de esta nueva etapa del sistema de comercio de emisiones se fijará una cantidad de derechos que se adjudicarán directamente y el resto serán subastados para las empresas que superen el límite. España consiguió una cifra de 7,8 millones de euros en su primera subasta y podría llegar a recaudar aproximadamente unos 1.500 millones de euros con esta nueva medida.

 

Imagen: arteyfotografia

Dejar respuesta