Llega la primera edición de la Feria Outlet a la Casa de Campo de Madrid

0
467

Foto_4Numerosas marcas expusieron las prendas, muebles o incluso electrodomésticos que aún forman parte de su stock.

La capital recogió los días 19, 20 y 21 de abril su primera Feria Outlet. El lugar escogido para su celebración ha sido el Pabellón de la Pipa, situado en la Casa de Campo. En tan solo una planta, se reúnen un sinfín de expositores que ofrecen numerosas rebajas en sus más de 3000 productos de primeras marcas; eso sí, son todos aquellos que aún no han vendido y que quieren hacer desaparecer de su almacén como sea.

Entre las firmas de moda que aparecen, se encuentran DKNY, Pepe Jeans, Lee, Lacoste, Tommy Hilfiger, Valentino, Ralph Lauren, Nike… Pero en este pabellón no solo se ofertan todo tipo de prendas, sino que además se pueden encontrar zapatos de diversas temporadas o colonias con una rebaja importante en su precio. Además, cuenta con una zona gastronómica donde varios puestos, como Conservas Rueda de Santoña o Pata Negra Salamanca, entre otros, te dan la posibilidad de adquirir alguno de sus manjares típicos.

Pero esto no acaba aquí. Los electrodomésticos, las nuevas tecnologías y los muebles también tienen cabida en esta feria. Podemos encontrar desde frigoríficos, lavadoras y tostadoras, hasta sofás o incluso ordenadores portátiles o teléfonos móviles de última generación. Aunque, en estos casos, las ofertas tan anunciadas no se noten demasiado.

Foto_2

Pero dejando de lado todo su contenido, la forma y la organización dejan mucho que desear. Todo esto está articulado en una sola planta, donde apenas puedes moverte por la cantidad de gente que hay. El calor es insoportable y es muy difícil, por no decir casi imposible, que alguien te atienda en algún stand.  Se forman unas acumulaciones de gente increíbles, que se lanzan a por cada producto como si fuera lo último que fuesen a hacer. Es peor que el primer día de las rebajas de verano, cuando te derrites por el calor y tienes que esperar unas colas interminables para pagar.

La Feria abrió sus puertas al público de 10:00 a 22:00 horas, durante los tres días. Es imprescindible pararse a pensar y decidir cuál es el mejor momento del día para ir, cuándo habrá menos gente. Si la mente te falla, puedes estar un tiempo considerable esperando en la cola para poder acceder al pabellón. La entrada cuesta 2 euros, aunque los menores de 12 años entran gratis. Este es un tipo de evento que cuenta con muchos fans, sobre todo por sus precios. Pero seguro que hay otros muchos que intentan evitar este tipo de reuniones siempre que pueden. 

Imágenes de Ana Fernández

Dejar respuesta