Llega el verano… A sacar las bufandas

0
148

Imagínense con las altas temperaturas que nos acechan desde ya hace varios días y las que faltan por llegar, que nos digan que para salir a la calle es imprescindible ponerse bufanda, gorro y manga larga a poder ser. ¡Y eso que nos sobra hasta la vestimenta más básica! Imagínense, por tanto, la indignación e impotencia que sentirán las mujeres iraníes al verse obligadas a seguir portando las mismas prendas que en las épocas del año más frías. Ellas ya saben que haga el tiempo que haga no habrá distinción en su forma de vestir.

En estos días, al asomarse una a la ventana concluye que el abrigo hay que dejarlo en casa. Eso mismo piensan las iraníes con el chador o velo islámico. Este en concreto, ya que hay varios tipos, se caracteriza por ser un velo largo hasta los pies que cubre cabello y cuello y únicamente deja sin tapar el rostro. Otros velos islámicos son, por ejemplo, el hiyab, quizá el más conocido por nosotros ya que se trata de una especie de pañuelo que cubre la cabeza y el cuello. Otra opción más tajante se encuentra en el niqab, un velo de la cabeza a los pies que deja sólo los ojos sin cubrir y el burka o velo afgano, versión del anterior pero con una ligera diferencia: la cara se encuentra totalmente tapada excepto por una rejilla para que se pueda ver.

Pues bien, todos los años antes del verano se lleva a cabo una campaña denominada “Plan de lucha contra el mal velo” por la cual se exige a las mujeres que no sucumban a la tentación de despojarse de él aunque el tiempo sea cálido. Igualmente está prohibido el uso de faldas o pantalones cortos, limitándose al uso de prendas que no dejen entrever parte alguna del cuerpo femenino.

Si no respetan estas reglas, serán llevadas inmediatamente a la comisaría donde, según fuentes consultadas, han de permanecer hasta que su marido o su padre les preceptúen a obrar adecuadamente. Sin embargo, las autoridades no han especificado la forma de proceder si las “rebeldes” se empeñan en vestirse de forma occidental, a sabiendas que en el pasado se actuaba en forma de latigazos. Las autoridades, incluso, fundamentan su postura de exigir el uso del velo aún en verano en que el 85% de violencia contra mujeres en las calles se debe a que no lo usan como corresponde.

Por tanto, miembros de la policía estarán alerta para lograr que los preceptos del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, sean cumplidos. Esta “anécdota” es sólo una más de las lindezas sobre las leyes ultra-conservadoras llevadas a cabo en este país y aún así se dan palmaditas en la espalda y se felicitan entre ellos defendiéndose de las críticas exponiendo que más del 70% de los estudiantes en el país son mujeres y que no están obligadas a quedarse en casa porque trabajan al igual que el hombre.

Fuentes:
www.bbc.co.uk
www.cadenaser.com
www.20minutos.es/

1 Comentario

  1. Ofreces un punto de vista occidental. Deberiamos plantearnos el punto de vista “del otro”.
    Con este comentario no pretendo criticar tu artículo, pero creo que es deseable ofrecer una visión más amplia, sin perjuicios (occidentales).
    ¿Nos planteamos nuetros problemas, cuando se nos cuestionan desde oriente?

  2. Yo no critico nada si los “otros” están de acuerdo, es decir, comprendo q es otra cultura y si esas mujeres estuvieran de acuerdo, esta noticia no habría tenido razón de ser. Por lo tanto, únicamente se rompe una lanza a lo q creo q es un comportamiento puramente machista, pero es q el caso es q quienes lo viven, lo sufren a la vez. Es un arma de doble filo pq en el tema de la ablación, por ejemplo, “se trata de otra cultura” y, por ello, ¿debemos verlo bien? Insisto, no criticaría si el 100% de esas personas estuvieran conformes con su forma de vida y sus costumbres, pero es q me niego a aplaudir q las mujeres sean tratadas con inferioridad pq forme parte de su idiosincrasia. Un saludo.

  3. No entiendo por qué se tiene desde Occidente tanta necesidad de “liberar” a las mujeres musulmanas de sus velos cuando aquí en España es algo a lo que deberíamos de estar acostumbrados. ¿Por qué nunca se ha criticado que las monjas vayan con velo en sus cabezas, o vistan sus hábitos,los cuales son igual, o más si cabe, de calurosos en verano que los que puedan llevar algunas mujeres musulmanas?
    Otra cosa que ya es cansina, es asociar la ablación al uso del velo, o la religión islámica. Es de sobra sabido por quienes se han informado del tema, que la ablación no es algo islámico.
    Un saludo.

  4. Bueno, digamos que las monjas lo eligen, nadie les está obligando. Si esto es noticia es por la necesidad, la necesidad de “ellas” de ser liberadas. Si no se quejaran esto no sería noticia y todo seguiría su curso. Quizá estén pidiendo ayuda de este modo y nosotros nos empeñamos en mirar a otro lado.

Dejar respuesta