Llega el Terror australiano el 31 de Agosto con "Wolf Creek"

0
282

Este mes de Agosto de 2007 podría ser conocido como el mes del terror, cinematográficamente hablando. Nos encontramos ante una avalancha de películas dirigidas a los amantes del terror y el gore, encabezada por el estreno del díptico Tarantino-Rodríguez con su “Grindhouse” (divido en España en dos films independientes), pasando por otro díptico formado por “Ovejas Asesinas-Desmembrados” o “Turistas” hasta llegar a la cinta australiana que nos ocupa “Wolf Creek”. Alabada por  los ya citados Quentin Tarantino y Robert Rodríguez como una innovación dentro del actual cine de terror, el título hace referencia a un Parque Nacional Wolf Creek, en Australia, donde se puede disfrutar de uno de los cráteres más grandes del mundo formado por el impacto de un meteorito hace millones de años y destino turístico de los tres jóvenes protagonistas, dos chicas extranjeras Kristy y Liz y un chico australiano Ben que les sirve de guía. Pero algo les truncará las vacaciones y las convertirá en una auténtica pesadilla, digna del cine clásico, alejada de los tópicos actuales del género y seleccionada por el Festival de Sundance.

Con estas premisas iniciales, la de tres jóvenes dejados a su suerte en la inmensidad de los parajes australianos recuerda a la mítica “El Proyecto De La Bruja De Blair”. Pero se aleja de esta desde el principio. Nos muestra el viaje por los maravillosos paisajes australianos (impresionante la vista del cráter desde el aire) y el peligro latente de que algo va a suceder. El terror real de la película es el miedo a lo desconocido, el no saber que va a suceder y cuando llega ese momento, no por menos esperado llega a ser impactante. Miedo realmente intenso en determinados momentos y consigue mantener la incertidumbre al no saber lo que puede pasar en cada fotograma.

El encargado de dirigir la película, Greg McLean, imprime un carácter subjetivo a la cámara, mostrando la perspectiva desde los ojos de los protagonistas en los momentos de tensión, ocultando más que enseñando lo que permite mantener la tensión hasta el final. El director sabe utilizar muy bien los medios de que dispone y no se nota la diferencia de presupuestos con el cine americano en los momentos de acción y sangrientos que salpican, nunca mejor dicho, todo el metraje. Incluso se permite el lujo de momentos cómicos que permiten relajarse al espectador para luego volver a ponerlo en tensión.

El director McLean en declaraciones a informativos.net comenta: “la película contiene imágenes explícitas e intensas que pueden resultar incómodas para el espectador, pero también explora la naturaleza anodina y mundana de la violencia y, en cierto modo, es un viaje a un mundo de pura maldad. Las reacciones ante la película han sido intensas y fascinantes. No ha dejado a nadie indiferente y creo que es genial. Cualquier cosa es mejor que una reacción neutra o insulsa ante tu película. Creo que las películas deben ser mágicas e impactantes y, sobre todo, una experiencia inolvidable (y no me refiero sólo a buscar impactar porque sí: el silencio y la calma pueden tener la misma fuerza que la violencia y las escenas de acción). Este tipo de películas han cambiado y enriquecido tanto mi vida que ahora me parece demasiado corta para sentarse a ver películas aburridas. Quise convertir Wolf Creek en una granada de mano cinematográfica.“.

Basada en hechos reales, como informa al principio y al final, después de verla seguro que muchos cambian de opinión si tenían pensado hacer un viaje en coche recorriendo un país, por lo que pueda pasarles o con qué se puedan encontrar. Si quieren 99 minutos en tensión y ver algo distinto de lo que te ofrece la mayoría de las películas en cartel,”Wolf Creek” es una opción distinta y que muestra una Australia bellísima, aunque quizás demasiado desierta. El 31 de Agosto estará en todos los cines, el gran éxito del cine de terror australiano. Los viajes en carretera no serán los mismos después de verla.

Compartir
Artículo anteriorMagra
Artículo siguienteA Puerta se le rompe el corazón. Al fútbol se le rompe el alma
Felipe José García

Criarse leyendo la TeleIndiscreta, pegado a la tele viendo Scooby Doo y Los Caballeros del Zodiaco marca para siempre. Tras muchas horas frente a la caja tonta ha llegado la hora de hablar de ella.

Dejar respuesta