Llega Baréin, último GP asiático de la temporada

0
71
El circuito de Baréin está situado en medio del desierto / Fuente: Jon Rawlinson
El circuito de Baréin está situado en medio del desierto / Fuente: Jon Rawlinson

Después del apasionate GP de China que se pudo disfrutar el pasado fin de semana, en el que Fernando Alonso se hizo con la victoria final, la siguiente parada es Baréin, último fin de semana de la Fórmula 1 en Asia. Un periplo que hasta el momento ha permitido ver tres ganadores diferentes en cada una de las pruebas disputadas, una muestra de la igualdad máxima en parrilla que se vive esta temporada.

Son ya bastantes conclusiones las que se pueden obtener de este trepidante inicio de Mundial, aunque el salto a Europa suele traer variaciones en el comportamiento de los monoplazas y en Barcelona se verán grandes revoluciones. Es por ello que en Baréin lo normal es que todo siga como hasta ahora, es decir, con Red Bull, Ferrari, Lotus y Mercedes disputándose mano a mano la victoria.

En primer lugar, se han podido observar las carencias que sufre Red Bull con los nuevos compuestos de Pirelli y la alta degradación que sufren con la goma blanda. Un problema del que se han quejado a la FIA y esperan disipar en esta carrera con la nueva elección del fabricante de neumáticos, que llevará gomas más duras para este cuarto Gran Premio. De esta manera, en función de lo que acontezca en las próximas semanas, el fabricante decidirá si modifica o no los compuestos de 2013, un cambio que tanto los austríacos como Mercedes llevan pidiendo desde pretemporada.

De todas formas, es Sebastian Vettel el que lidera por ahora el Mundial con actuaciones conservadoras pero seguras, por lo que a pesar de las quejas siguen estando a un gran nivel aerodinámico. Una situación diferente a la de su compañero, Mark Webber, que sufrió la falta de combustible en la calificación de sábado y la mala colocación de una tuerca en carrera. Toda una desgracia para el australiano que no pudo reivindicarse después de lo ocurrido en Malasia.

Por otro lado, se encuentra Kimi Raikkonen que ocupa la segunda plaza de la clasificación. Siempre es un seguro de vida para su equipo, como así demostró el pasado domingo con el morro del coche roto desde las primeras vueltas y su meritorio segundo puesto del cajón pese a los problemas. Dos podios en tres carreras avalan este buen inicio de Lotus que a buen seguro dará mucha guerra en Baréin y será un rival a tener en cuenta para la pelea final.

Ya en tercer puesto, se encuentra un Fernando Alonso que ha recuperado buenas sensaciones en Shangai, donde dominó por completo la escena con numerosos adelantamientos y un ritmo espectacular en pista. Sin duda este año se le ve muy cómodo en el monoplaza y parece alejar los pequeños fantasmas que aparecieron con el inesperado abandono en Malasia. Un contratiempo que ha hecho que sea por ahora el único piloto que no ha completado una carrera de los cinco primeros de la clasificación global. Así, es sencillo adivinar que a poco que no le falle el coche ni tenga incidentes complicados, este puede ser su año para luchar de igual a igual con Vettel.

Y por último, un Lewis Hamilton que hasta el momento marca una gran regularidad, con dos podios también; pero será difícil que opte a la victoria hasta que su equipo no descubra cómo conservar mejor los neumáticos. El Mercedes tiene un gran ritmo en sus manos pero esos tiempos se disipan en cuestión de pocas vueltas, por culpa del desgaste. Además existen problemas de fiabilidad en la escudería germana, aunque por el momento sólo han afectado a  su compañero Nico Rosberg.

De resto de pilotos de la parrilla, por el momento se ha podido ver a un Felipe Massa regular, en el buen sentido de la palabra, y a unos Mclaren que aun buscan su sitio en parrilla y que deberán esperar a Europa, por lo que es previsible que sufran nuevamente en la cuarta carrera.

Neumáticos

Para este Gran Premio, Pirelli proporcionará a los equipos los compuestos duro y medio, para prevenir  altas temperaturas en pista y una superficie sucia por la arena del desierto cercano.

En la temporada pasada las gomas elegidas fueron las medias y blandas, debido a que los compuestos de este año son mucho más blandos que los del año pasado. El neumático duro de 2013 es similar al medio de 2012. Los cinco primeros clasificados del pasado año desarrollaron una estrategia a tres paradas, todos saliendo con los neumáticos blandos. Lo más probable es que las estrategias sean bastante similares a lo visto en China.

Zona de adelantamientos

La FIA ha incluido dos zonas en las que se podrá usar el alerón móvil trasero, a diferencia de la única oportunidad contemplada en 2012. Así, el DRS se podrá activar en dos puntos: en la recta de meta y la recta paralela del segundo sector, entre las curvas 10 y 11. Por lo tanto, la Federación sigue apostando por permitir mayores posibilidades de adelantamiento para fomentar el espectáculo.

Si en China las dos rectas largas favorecían la velocidad punta de Ferrari, en este Gran Premio aún más, ya que el circuito tiene tres enormes, donde se pueden alcanzar los 300 km/h. Por lo tanto, a priori debe ser una buena oportunidad para que la escudería italiana continúe la racha de buenos resultados.

Datos históricos

El Gran Premio de China  se lleva celebrando desde el año 2004 y esta será su 9ª edición. Ferrari es la escudería que en más ocasiones se han impuesto en Sakhir (4). De los ocho Grandes Premios que se han disputado, el piloto que más victorias ha obtenido es Fernando Alonso (3), seguido de Felipe Massa (2).

Curiosidades

La edición 2011 se suspendió debido a la tensa situación política de Baréin. Es la primera vez que se produjo una suspensión en la Fórmula 1, que se inició el 13 de mayo de 1950 en el circuito británico de Silverstone. Hasta entonces, solo uno de los 839 grandes premios que se han disputado se cambió de fecha, el de Bélgica de 1986 que se debía disputar en el circuito de Spa-Fracorchamps el 2 de junio

Ficha técnica

Circuito: Circuito Internacional de Baréin (Sakhir)

Ubicación: Baréin

Vueltas: 57       

Ganador 2012: Sebastian Vettel (Red Bull)

Longitud: 5412 metros

Distancia total: 308.238 Km.

Carga aerodinámica: Alta

Desgaste de los neumáticos: Medio

Vuelta rápida: 1’36.379 Sebastian Vettel (Red Bull – 2012)

Dejar respuesta