Llega a Madrid “La moda imposible”

0
75

Foto_4La exposición estará disponible hasta el 16 de junio en la planta baja del Museo del Traje de Madrid.

La moda es un sector que siempre pisa fuerte y que, valga la redundancia, nunca pasa de moda.  Esta vez, el Museo del Traje ha sido el encargado de acoger la exposición temporal “La moda imposible”, con Juan Gutiérrez como comisario. Muestra una amplia colección con los diseños más innovadores creados durante la última mitad del siglo pasado, con colores estridentes, formas complejas o incluso, mensajes explícitos. Esta era la denominada moda imposible en la segunda mitad del siglo XX, que hoy ya no lo es tanto.

Está integrada por creaciones de diseñadores de la Alta Costura tan conocidos como Lanvin, Thierry Mugler, Alexander McQueen, Maison Martin Margiela, Chanel o Valentino. Algunos de sus diseños son verdaderas obras de arte, pero otros se pasan de innovadores y extremistas. Aunque quizá muchas fashion victim de hoy pagarían por llevarlos.

En la exposición se combinan prendas con mezclas de colores llamativos e “imposibles”, con otras mucho más sencillas y de aire elegante tanto en color como en tejido. La gran Coco Chanel es un ejemplo de sencillez y glamour, y su traje de chaqueta y camisa de tafetán en verde lima de la exposición deja constancia de ello.

Pero hay un diseño que llama la atención por su combinación de colores. Es un vestido largo de tirantes de Valentino, de 1965. Es de gasa plisada con un lazo marrón debajo del pecho a modo de cinturón y de colores vivos, como el rosa, el naranja o el rojo. Es perfecto tanto para asistir a un evento más formal como a uno informal, siempre y cuando se cambien los complementos. En este caso, no lo denominaríamos “moda imposible”, aunque en su momento sí lo fuera. Roberto Capucci también se hace notar con un vestido con volúmenes que atraen la atención, y con un lazo que se ata en la espalda y que combina rosa, negro y verde con un bordado de cuadros blancos y negros en los laterales.

Foto_3

Y si hay una muestra que destaca pero en sentido contrario al anterior es un vestido estilo momia de palabra de honor del diseñador David Delfín, hecho con vendas que además cuelgan a lo largo del vestido. No sabemos en qué pensaba cuando lo “vendó” hace 11 años, pero seguro que la moda no ha cambiado tantísimo desde entonces como para que alguien hoy quiera ponérselo. En este sentido, hay que mencionar aquí un abrigo y un vestido de Final Home y de Comme des Garçons, respectivamente. Están situados en la recta final de la exposición y mientras que el primero recuerda a una bolsa de viaje en tono gris, pero con mangas y capucha, el segundo puede entenderse como una combinación entre mochila y paracaídas. Este último es blanco, con tirantes cruzados y espalda descubierta, ambos nada ponibles en ningún tipo de ocasión.

Es una exposición que merece la pena visitar. Estará disponible hasta el 16 de junio en el Museo del Traje de Madrid, con entrada gratuita. Si no sabéis qué hacer, es una buena opción para despejarse y aprender un poco de moda.

Imágenes de Ana Fernández

Dejar respuesta