Lírica y free jazz de la mano de Marçal Font

0
288

“Frutos del desguace” es el libro del conocido “slammer” Marçal Font. Un motivo más para reconocer su lírica de altura: todo pasión y belleza.

Marçal Font (Badalona, 1980) es uno de esos poetas que todo adolescente habría deseado descubrir en el colegio. Créanme, si hubiera sido así hoy el mundo estaría lleno de locos enamorados de la buena poesía. Porque su palabra es ágil y arremete contra todo, porque desprende historia y te hace amar la mitología, porque por cada uno de sus tropiezos aparecen por lo menos diez versos en este libro.

frutos del desgüaceFrutos del desguace es un libro tan delicadamente cuidado como esperado entre los seguidores de Marçal Font. Y es que estamos hablando de un librero de segunda mano que ha viajado con sus palabras por casi toda la península, además de destacar en varios festivales de poesía en Lisboa, París, Nantes, Reims y Budapest. Sus poemas, pura belleza, han sido acertadamente traducidos al francés, al inglés y al alemán.

Dividido en dos apartados, (Cancionero y Poemas fatuos), Frutos del desguace es un libro certero. Lejos de aspirar a grandes pretensiones, nos regala un lienzo que no dejará de recordarnos que la voz humana tiene tanta fuerza como se proponga y cómo no creerlo tras afirmaciones como ésta: “Serás polvo sobre el polvo con los zapatos prietos. Formularás tu patria allí donde te encuentres bien y el clima moldeará tus tradiciones. Gritarás. Gritarás de puro ardor cuando esto no se cumpla”.

Marçal, que es capaz de recitar sobre El mar de la palabra, no titubea al señalar el Gris continuo de aquellos a los que la historia les domesticó. También apuntan sus letras a la huida, “como si quemara la sombra”, dicen sus versos en uno de los poemas más indispensables y necesarios del libro. Pero relájense, no sólo la rabia y las guerras aparecen ojo avizor, pues en Frutos del Desguace también hay espacio para divertirse y jugar con las danzantes formas de las palabras como demuestra el poema Cabeza nube. Los pequeños Poemas fatuos, por otro lado, se volverán con descaro para el lector, sinrazón o salvavidas.

Ya lo dijo Casimiro Parker, pequeña editorial que empieza a consagrarse en Madrid gracias a la apuesta de jóvenes pero grandes poetas, abandera esta joya de libro en el que también se incluye un CD con todos los poemas recitados. Guiño incluido al free jazz de la mano de los bLow (Ferrán Besalduch al saxo bajo, Joan Palacio al trombón de varas contrabajo y Ángelo Manhenzane a la percusión) y al Poetry Slam, del que Marçal Font es un asiduo participante, habiendo alcanzado incluso la posición de semifinalista del mundo en el campeonato de París de 2012. Me atrevo a decir, después de haber devorado y reposado el libro concienzudamente que quien no respire, desee y exija belleza tras finalizar sus hojas, más que un lector de poesía será un insensato.

Foto principal: Elena Márquez (Marçal Font y bLow)

Dejar respuesta