Liderato, polémica y dudas para Atleti, Barça y Madrid

0
93

La Liga se reanudó este fin de semana tras los compromisos de las selecciones nacionales con otra goleada del Atlético de Madrid que, con su victoria frente al Almería por 4-2, expone una candidatura firme para luchar por el título liguero. El Barcelona por su parte venció en el tiempo añadido a un Sevilla que clamó contra el árbitro, en otra polémica victoria, en la que algunos jugadores como Fernando Navarro llegaron incluso a tildar el partido, que finalizó 3-2, de “robo”. Y el Real Madrid sólo logró un empate a dos goles frente al Villarreal y sigue sin mostrar un equipo sólido y de garantías a pesar de la calidad que atesoran sus jugadores.

Los Barcelona-Sevilla aseguran en los últimos años goles, espectáculo y una buena dosis de polémica por lo que el encuentro disputado en el Camp Nou no defraudó. Dani Alves marcaba el 1-0 en el minuto 35 de una primera parte en la que Neymar fue el jugador más destacado. Tras el descanso el Sevilla estuvo cerca de lograr el empate pero el árbitro anuló un gol a Cala y acto seguido Leo Messi, casi inédito hasta ese momento, marcó un 2-0 en el minuto 73 que parecía enterrar las esperanzas de los de Unai Emery. Pero lejos de tirar la toalla los sevillistas siguieron atacando y pusieron así de manifiesto que los de Tata Martino están muy lejos de su mejor nivel. El gol de Rakitic en el 79 dio alas a un gran Sevilla que logró el empate en el 89 gracias a un gol de Coke. El árbitro indicó entonces tres minutos de descuento pero, ante la incredulidad del equipo andaluz, llegó el 3-2 pasado el tiempo añadido, que daba la victoria al Barcelona. Fue tras una gran jugada en la que Messi regaló el gol a Alexis para que el equipo se llevara los tres puntos.

Cristiano Ronaldo (28), renovado esta mañana hasta el 2018 y goleador anoche contra el Villarreal. Foto: Jan SOLO (flickr)
Cristiano Ronaldo (28), renovado esta mañana hasta el 2018 y goleador anoche contra el Villarreal. Foto: Jan SOLO (flickr)

Un encuentro marcado por la polémica en el que el Sevilla dejó buenas sensaciones y en el que el Barcelona, a pesar de sellar un nuevo triunfo, no ofreció su mejor cara reflejando que el estado de forma de sus jugadores no es el que debería para el inicio de temporada.

El Atlético de Madrid recibía en el Calderón al Almería. En el minuto 14 Villa daba el primer aviso con un gol que ponía el 1-0 dejando claro que sustituir a Falcao no va a suponer ningún problema para él. En el 36 un penalti realizado sobre Filipe Luis sirvió para que Diego Costa pusiera el 2-0 en el marcador. Rodri, tan sólo tres minutos después, acortaba las distancias anotando el 2-1 a punto de cumplirse los 45 minutos. En la reanudación, los de Simeone siguieron dominando y Tiago en el 64 y Koke en el 67 parecían sentenciar con un rotundo 4-1. Con el tiempo reglamentario cumplido un tanto de Vidal cerró la cuarta victoria del Atlético de Madrid que tras el 4-2 se encuentra en lo más alto de la clasificación.

El Real Madrid, por su parte, no encuentra el camino del buen juego. Los de Ancelotti, que no abandonan la polémica con los casos de Ozil (su padre amenaza con demandar al club y al presidente blanco por, según él, ensuciar la imagen de su hijo) y Zidane (el segundo entrenador madridista tuvo que aclarar el sentido de unas declaraciones en las que aseguraba que Bale no valía el precio pagado por la entidad), parecen no dar con la tecla para que el equipo funcione cedió el primer empate de la temporada.

En el duelo disputado en El Madrigal los blancos (Diego, Carvajal, Pepe, Ramos, Nacho, Illarramendi, Modric, Isco, Bale, Ronaldo y Benzema) no supieron frenar a un voluntarioso Villarreal que se adelantó en el marcador en el minuto 21 con un gol de Cani. La defensa madridista tuvo mucho trabajo en la primera mitad; Diego López era, sin duda, el mejor sobre el terreno de juego. No fue hasta el minuto 38 cuando Bale, tras un gran pase de Carvajal, pudo empujar el balón dentro de la portería para imponer el empate a uno. Estreno goleador para el jugador galés que suponía el 1-1 y que celebró con su característico y patentado gesto de unir las manos en forma de corazón. Tras el descanso el partido continuó siendo duro y las ocasiones se repartieron en las dos áreas pero los de Madrid se adelantaron (tras un tiro de Benzema que no entró), con un barullo en el área en el que Cristiano Ronaldo, luchador aunque muy desafortunado hasta entonces de cara a gol, sellaba una victoria momentánea.

Pero un gol de un renacido Giovani colocaba de nuevo la igualdad que, tras muchas ocasiones para ambos equipos, ya no se movió del marcador. El Madrid se deja dos puntos en una semana en la que le espera la primera cita europea. El mejor del partido fue, una vez más, un Diego López que será suplente en el Ali Sami Yen frente al Galatasaray (martes a las 20:45 horas en La1) ya que Iker Casillas defenderá la portería en la Champions League.

El Barcelona por su pare recibe el miércoles al Ajax de Ámsterdam (20:45 horas en Canal+) y el mismo día el Atlético de Madrid espera en el Calderón al Zenit de San Petesburgo (20:45 horas).

Dejar respuesta