Libertad bajo fianza para el fundador de Megaupload

0
56

Kim Dotcom, fundador de Megaupload

El fundador de Megaupload, Kim Schmitz, ha sido puesto en libertad condicional bajo fianza. El informático estará vigilado con un localizador electrónico, deberá moverse en un radio máximo de ochenta kilómetros de su casa y tiene prohibido el uso de Internet. La justicia neozelandesa decidió aplicar estas medidas tras llegar a la conclusión de que no existe riesgo de fuga.

El supuesto pirata, nacido en Alemania y conocido como Kim Dotcom, fue detenido el pasado 20 de enero junto a otros tres integrantes del sitio web en su mansión de Auckland, en la Isla Norte de Nueva Zelanda, lo que condujo al cierre del famoso portal de descargas. Mathias Ortman, cofundador de Megaupload, Finn Batato, responsable técnico, y Bram van der Kolk, jefe de programación, ya habían sido puestos anteriormente en libertad provisional.

Hasta el momento, Dotcom se encontraba en prisión preventiva, ya que los magistrados neozelandeses consideraban que existía peligro de fuga. Estas sospechas se dispararon al encontrarse armas de fuego en casa del informático, lo que le relacionó con bandas criminales que le podrían ayudar a salir del país. Sin embargo, Schmitz recurrió el fallo y, finalmente, ha conseguido la libertad condicional. “Me siento aliviado de poder regresar a casa y ver a mi familia, mis tres pequeños y a mi esposa embarazada”, declaró tras su excarcelación.

Por su parte, Estados Unidos ha solicitado la extradición de Dotcom y quiere juzgar en total a siete ejecutivos de Megaupload, a los que acusa de piratería informática, crimen organizado y blanqueo de capitales. Además, se señala que el sitio web es responsable de una pérdida de 500 millones de dólares para las industrias musical y cinematográfica, además de haber obtenido beneficios que superan la cifra de 175 millones de dólares.

El juez Nevin Dawson señaló que Dotcom sólo tiene dos nacionalidades, la alemana y la finlandesa, y no tres como se rumoreaba. En el caso de que se produjera la fuga a alguno de estos países, la sentencia explica que Schmitz “no podrá ser extraditado a Estados Unidos para afrontar el juicio, pero podrá ser juzgado en uno de estos dos lugares”. Según desveló Radio Nueva Zelanda, la primera vista del proceso de extradición se celebrará en agosto.

Fotografía: Fundación Wikimedia

Dejar respuesta