Leopoldo García Sancho: “La Antártida es clave para el futuro del planeta”

0
313

La Facultad de Geografía e Historia de la UCM acogió el pasado 22 de marzo “La vida en la Antártida”, una conferencia encuadrada en el seminario permanente La maestría es un grado y que contó con la destacada participación de Leopoldo García Sancho, catedrático de Botánica de la UCM y premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. El objetivo de este encuentro no sólo consistía en difundir la experiencia científica en la Antártida, sino también en fomentar el conocimiento sobre la región polar.

De izquierda a derecha, David Palacios y Leopoldo García Sancho

Tanto David Palacios, miembro del Departamento de Análisis Geográfico Regional y de Geografía Física de la UCM, como García Sancho, miembro a su vez del Comité español para el Año Internacional Polar, recordaron que en sus investigaciones sobre la evolución del liquen en zonas antárticas llegaron a la conclusión de que la región oceánica es más favorable para el crecimiento de esta clase de organismos.

El liquen, que surge de la simbiosis entre un hongo y un alga, se caracteriza por una resistencia que le permite sobrevivir y colonizar diferentes ecosistemas. Asimismo, este organismo precisa para su supervivencia de la fotosíntesis –proceso por el que la luz solar se transforma en energía química-, siendo por ello imprescindible la existencia en el hábitat de luz y humedad. Sin embargo, la importancia del liquen radica en su aplicación sobre la salud del hombre gracias a su acción antibiótica y como agente bioindicador primario para medir la contaminación existente en los lugares que habita.

Una vez entrado en materia, García Sancho comentó que en 2005 dirigió un experimento de la Agencia Espacial Europea (ESA) que puso en órbita una cápsula fotón que albergaba líquenes para ser estudiados en el espacio. La investigación, que mantuvo a los organismos en órbita durante dos semanas, demostró que la supervivencia de este cuerpo llegaba al cien por cien. “Esta demostración respalda la teoría de que la vida en la Tierra pudo llegar desde algún otro punto del Universo, haciendo posible la transferencia de vida interplanetaria; hay que hacer más experimentos en astrobiología”, señaló el experto.

Asimismo, el invitado explicó que en el proyecto Año Polar Internacional -vigente hasta 2009- los científicos abarcaron en sus investigaciones las regiones propias del Ártico y de la Antártida. García Sancho añadió que ambas regiones se comportan de forma diferente, ya que el Ártico se deshiela de forma más acelerada que la Antártida al actuar como un espejo que reflecta la luz solar, favoreciendo de este modo el equilibrio térmico de la Tierra. “La Antártida es clave para el futuro del planeta”, aseveró. 

Leopoldo García Sancho recibe un regalo por sus investigaciones en la Antártida

En 2010, más de 2.200 científicos de todo el mundo se reunieron en Oslo (Noruega) y llegaron a la conclusión de que la temperatura terrestre y el dióxido de carbono están relacionados, remarcando que su relación no es de causa-efecto. En este punto, García Sancho aseguró que “confirmar una teoría científica cuesta muchas discusiones, investigaciones y experimentos”.

Concluida la ponencia, García Sancho recibió un presente del equipo de investigación de la Facultad de Geografía e Historia, un sencillo reconocimiento por los muchos años que ha pasado fuera de su hogar mientras investigaba la Antártida.

Fotografías: Jésica Cristobal/Riomanso

Dejar respuesta