Leire Pajín habla para los estudiantes

1
299

Por fin los políticos han dejado de ignorarnos. Los jóvenes somos la eterna promesa electoral, pero muy pocas veces el poder se ha dirigido a nosotros cara a cara. Leire Pajín ha roto una lanza a nuestro favor y nos ha hecho un hueco en su agenda para charlar con nosotros de lo que verdaderamente nos preocupa. Sexo y drogas han sido algunos de los temas de los que la Ministra de Sanidad nos ha hablado sin tapujos. Lejos del ruido de la polémica que causa la política en los grandes medios de comunicación, las declaraciones parecen más claras y sensatas.

¿Existe un sentimiento de desilusión en los votantes de la izquierda, respecto a las medidas económicas tomadas por Zapatero en los últimos meses?
Hemos vivido la crisis más difícil de los últimos 80 años. Todas las medidas de reducción del déficit son difíciles, no sólo para España, sino para todos los países que están aplicando medidas de este tipo. Pese a ello, España es el país que más está poniendo el acento en la protección social.
Si algo ha demostrado este Gobierno es su apuesta por una salida de salida social de la crisis. Y lo que nos diferencia de Gran Bretaña -que es el gran modelo del señor Rajoy- es que ni hemos aumentado las tasas universitarias ni hemos bajado la protección de la mayoría de los ciudadanos.
No hemos renunciado a la agenda social ni a los derechos civiles. Estamos demostrando que la salida a la crisis es diferente desde la izquierda o desde la derecha. Y que este Gobierno, a pesar de haber tenido que tomar decisiones duras para reducir el déficit, no renuncia a sus señas de identidad.

¿Cuál es el futuro de la izquierda española? ¿Qué nuevos retos afrontará?
Nuestro objetivo fundamental es recuperar nuestro crecimiento con un nuevo modelo productivo sostenible ambientalmente, crear empleo y blindar nuestro Estado del Bienestar. No podemos permitir que quienes crearon el modelo económico hoy en crisis tengan ahora una coartada para tratar de desmantelar el Estado del Bienestar.

En las encuestas son pocos políticos los que aprueban ¿Cómo se valoran desde la clase política estos resultados?
Con la peor crisis financiera de los últimos 80 años es normal que los ciudadanos responsabilicen al Gobierno. E incluso que muestren desafección hacia los políticos. Todos los responsables públicos debemos reflexionar sobre ello y ser más escrupulosos que nunca a la hora de ejercer nuestras funciones. Sólo con gestión eficaz y con máxima transparencia se puede recuperar la confianza de quienes hoy no confían en los políticos.
Por lo que atañe al Gobierno, no es una situación exclusiva de España
, actualmente todos los presidentes y primeros ministros atraviesan malos momentos en las encuestas; por ejemplo el presidente francés, Ángela Merkel e incluso el primer ministro británico que lleva poco tiempo en el Gobierno. Todos ellos son duramente castigados en las encuestas. En épocas de fuertes crisis económicas siempre ha sido así.
Es lógico que los ciudadanos sean especialmente exigentes en un momento difícil como el que estamos viviendo.

Desde las instituciones se trabaja mucho en la lucha contra las drogas, sin embargo, mercados de droga como Valdemingómez son de conocimiento público y siguen ejerciendo su actividad ¿Cómo es posible que se mantengan estos dos fenómenos que son contradictorios?
Las drogas generan mercados de grandes proporciones, relacionados con el crimen organizado y la marginación. Es precisamente este tráfico, el narcotráfico, uno de los factores básicos que inciden en el elevado nivel de oferta de drogas ilegales en nuestra sociedad. Y en todas las ciudades existen, en mayor o menor medida, este tipo de zonas o barrios.
Por eso las medidas derivadas del control de la oferta – lucha contra el narcotráfico, cooperación internacional,  vigilancia de los precursores químicos, intercambio de información- siguen siendo medidas fundamentales.
A
demás, en materia de reducción de la demanda son básicas la prevención,  la atención socio-sanitaria, la reducción de riesgos, la inclusión social y la correcta información. Y es en estas cuestiones en las que estamos volcados desde el ministerio, a través del Plan Nacional sobre Drogas.
En este sentido, estamos desarrollando un modelo de intervención coherente para el abordaje de las adicciones, de los trastornos relacionados con el consumo de sustancias y de la demanda social imperante.

Muchos de los recién licenciados en medicina han optado por salir a trabajar al extranjero ¿Se reconoce lo suficiente la labor de los médicos en España? y si la respuesta es positiva. ¿Por qué se produce este fenómeno?
No es cierto que los recién licenciados opten mayoritariamente por salir a trabajar al extranjero. Los datos confirman que nuestro Sistema Nacional de Salud tiene un ligero déficit de médicos especialistas que estamos subsanando con distintas medidas. Entre estas medidas me gustaría destacar el incremento de las plazas de las Facultades de Medicina (más de un 61% desde 2003 hasta la actualidad) y el de  la oferta de plazas MIR, cuyo incremento ha sido superior al 29% desde la convocatoria 2003-2004.
Lo que sí me gustaría destacar es que la labor de los médicos en España está en una altísima consideración, por supuesto por el Ministerio de Sanidad, pero también por la gran mayoría de los ciudadanos, que en la mayoría de encuestas –acabamos de conocer los datos del Barómetro Sanitario de 2010- consideran al sistema sanitario como el servicio público mejor valorado. 
No en vano, no sólo nuestros médicos, sino el resto de profesionales sanitarios del Sistema Nacional de Salud, en especial las enfermeras, están considerados de los mejores del mundo. Ése es uno de los motivos principales por los que muchos países demandan sus servicios, ya que tenemos profesionales con una altísima cualificación.

¿Cómo se explican las cifras de embarazos no deseados y de transmisión de enfermedades sexuales pese a la extensa información que poseemos sobre sexualidad?
Siempre hay que trabajar por ofrecer más y mejor información y eso estamos haciendo porque no se puede bajar la guardia jamás. Y lo hacemos promocionando el uso del preservativo, con acuerdos para reducir su precio, o con la dispensación sin receta médica de la conocida como píldora del día después.
Creo que estamos avanzando en el buen camino. Los últimos datos disponibles sobre interrupciones voluntarias del embarazo muestran un descenso cercano al 4%, algo que no había sucedido hasta ahora. Un dato que, aunque no nos deja satisfechos, nos debe seguir animando a concienciar sobre lo que suponen los embarazos no deseados y la importancia de su prevención. 
Sobre las infecciones de transmisión sexual, debo decir que desde el Plan Nacional sobre el Sida hacemos un seguimiento exhaustivo tanto de la evolución del VIH como de otras enfermedades de este tipo. Los últimos datos disponibles nos demuestran que el número de casos de infecciones por VIH que progresan a sida está en retroceso por la mejora de los tratamientos. Las nuevas infecciones están estabilizadas en las relaciones heterosexuales, aunque se aprecia un aumento en los casos de hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres. Por eso seguimos realizando campañas dirigidas especialmente a este colectivo.

¿Cómo afectará a la lucha contra la violencia de género la desaparición del Ministerio de Igualdad?
La lucha por los derechos de las mujeres y por la igualdad efectiva es uno de los ejes de mi trabajo al frente del ministerio. Y dentro de este eje la lucha conrta la violencia de género es, si duda, nuestra prioridad.
Me siento tan ministra de Sanidad, como de Política Social y de Igualdad. La actual Secretaría de Estado de Igualdad y anterior ministra,
Bibiana Aído, conoce muy bien el trabajo realizado, lo que queda por hacer y sabemos cómo llevarlo a cabo. Sigue siendo una prioridad para este Gobierno.

Leire Pajín, ¿se ha sentido alguna vez discriminada en el ámbito laboral por ser una mujer?
Pues mentiría si le dijera que no, como muchas españolas. En mi caso, ha sido a través de juicios de valor diferentes por ser mujer.
Nos queda mucho camino por recorrer, pero no podemos olvidar que España es hoy un referente en políticas de igualdad. Hemos dado pasos de gigante en los últimos 30 años, en parte gracias a leyes como la de Igualdad, la Ley contra la Violencia de Género y otras iniciativas que han servido mucho para avanzar en la igualdad entre hombres y mujeres.
En materia del empleo, hay que tener en cuenta de dónde partimos. Las mujeres hemos sido las últimas en incorporarnos al mercado laboral y, en tiempos de dificultades, somos las primeras en abandonarlo. Sabemos de los obstáculos con los que se encuentran las mujeres a lo largo de su trayectoria profesional y las cifras así lo demuestran: hoy las mujeres representan el 60% de quienes obtienen estudios universitarios, pero la diferencia entre la tasa de empleo de mujeres y hombres sigue siendo elevada. La gran asignatura pendiente es la conciliación.
En el ámbito político, y gracias a La Ley de Igualdad, ha avanzado de manera sustancial el número de mujeres que forman parte de los parlamentos, los gobiernos autonómicos y central, y los plenos municipales.

Una de las críticas que se hacen contra la Ministra es que no posee formación específica en sanidad y que no proviene del ámbito médico ¿Cómo se defiende de estas argumentaciones?
Llevo 10 años en primera línea política y siempre he pensado que lo importante no es cómo llegas a una determinada responsabilidad, sino cómo sales. Y eso lo aprendí en el ministerio de Exteriores y de Cooperación de forma muy clara. Lo importante es hacer bien las cosas y demostrarle a todos los sectores que estamos aquí para resolver los problemas de los ciudadanos.
Es mejor ministro de Sanidad quien resuelve los problemas de los ciudadanos en materia de salud. Ha habido muchos ministros muy buenos, entre ellos Ángeles Amador. Pero uno de los mejores de la historia –y hay bastante unanimidad en eso- se llama Ernest Lluch y tampoco era médico.

Usted ha llegado siendo muy joven a un Ministerio y todavía le queda mucha vida política ¿Ha llegado ya a sus máximas expectativas en este sentido?
Nunca, en las diferentes responsabilidades que he desempeñado, he pensado en el siguiente paso ni en el día después. Mi única expectativa es estar a la altura de las diferentes responsabilidades que he tenido el orgullo de afrontar.
Tuve la gran suerte de entrar en el Congreso de los Diputados en el año 2000 -fui la diputada más joven de la historia-. Era un momento difícil, el PSOE había sacado el peor resultado electoral de su historia y era el momento de cambiar proyecto y esforzarse por volver a conquistar a los ciudadanos. Fue un momento muy interesante y un proyecto que ha sido importante para este país.
Seis meses después ya formaba parte de la dirección federal del PSOE. Cuando
ganamos en 2004 fui Secretaria de Estado de Cooperación, una de las experiencias más intensas de mi vida. Después fui elegida Secretaria de Organización del PSOE. Y ahora tengo el enrome orgullo de estar al frente del ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, siempre al servicio del mismo proyecto. En política nunca se deja de comprometerse, se esté donde se esté.

¿En qué áreas está investigando el ministerio de sanidad actualmente?
Desde el Ministerio se alienta la investigación mediante el reparto de fondos para distintas áreas de conocimiento, entre ellas la prevención en materia de drogadicción, las estrategias en salud pública, la mejora del uso de la medicación en pacientes crónicos y polimedicados, etc.
También me gustaría destacar el importante apoyo que desde Sanidad se está haciendo a la investigación independiente para el desarrollo de nuevos medicamentos que por sus especiales características no serían rentables para la industria farmacéutica. A este respecto, en 2010 financiamos 190 proyectos con una aportación de 17  millones de euros principalmente dirigidos a enfermedades raras, terapias avanzadas y calidad y eficiencia en el uso de los medicamentos.

¿Cuál es el referente político de Leire Pajín?
Admiro mucho a diferentes personas que he tenido el privilegio de conocer, como Lula da Silva o Nelson Mandela. Y, sobre todo, a mujeres como Mary Robinson o Clara Campoamor.

¿Cuál es el mejor político de la oposición?
Hay buenos políticos en la oposición. Gaspar Llamazares es uno de ellos.

1 Comentario

  1. Me parece una ofensa que se incluya a la entrevistada y a cualquier miembro del PSOE dentro de la supuesta izquierda de España.

Dejar respuesta