Leer novelas de ficción ayuda a las personas a identificar mejor las emociones ajenas

0
774

Según un estudio de la New School for Social Research, este tipo de literatura incrementa la empatía porque permite apreciar el mundo desde otros puntos de vista e identificarse con los personajes, lo que afecta positivamente al desarrollo de  las habilidades sociales.

 leyendoLas personas que leen ficción literaria reconocen los sentimientos de los demás con mayor precisión en comparación con los que leen no ficción, ficción popular, o nada en absoluto. Así lo ha revelado un estudio reciente de David Kidd Comer y Emanuele Castaño en la New School for Social Research, Nueva York, publicado por la revista Science.

Este tipo de literatura incrementa la empatía porque permite apreciar el mundo desde otros puntos de vista e identificarse con los personajes, lo que afecta positivamente al desarrollo de  las habilidades sociales.

Los expertos, llevaron a cabo varias pruebas con una total de 1000 participantes divididos en tres grupos. Uno de ellos recibió un texto de ficción, otro uno de no ficción y el último ninguna lectura. “Hemos utilizado diferentes tipos de textos”, indica uno de los autores del estudio.

Esta investigación estuvo basada en la Teoría de la Mente (TdM), que muestra el grado en que un individuo es capaz de percibir las emociones y los pensamientos de sí mismo y de los demás. Una teoría basada en dos componentes, una parte cognitiva y otra emocional. “La TdM cognitiva se refiere a nuestra habilidad para reconocer lo que otra gente piensa y cree acerca del mundo que les rodea”, explica Comer. La afectiva implica la apreciación de los sentimientos.

Para determinar el desarrollo cognitivo de las habilidades sociales en los participantes se llevaron a cabo dos experimentos. En uno se aplicó el test de la lectura de ojos o de la mirada de Baron-Cohen, que consiste en que los sujetos describan las emociones de la persona cuya mirada aparece en una fotografía. En el segundo, se hizo una prueba para reconocer las expresiones faciales, pero en este caso en las imágenes se mostraba un rostro completo. 

Los investigadores también utilizaron el test de Yoni para valorar la capacidad de empatía emocional de los participantes, lo que se pretendía era deducir los pensamientos y sentimientos de un personaje mediante unas pequeñas pistas visuales y escritas. 

“El hallazgo más importante es que una simple lectura corta de ficción literaria conlleva un incremento inmediato en los resultados de los test de la TdM”, explica el investigador estadounidense. “Este efecto fue igual de palpable en las personas que ya estaban familiarizadas con este tipo de textos y en aquellas que no solían leerlos”, concluye.

 “Es la literatura de ficción la que mejora el rendimiento en la TdM porque los lectores deben implicarse totalmente en el texto”, “tiene que hallar su propio camino”, es decir, a lo largo de la novela encuentra “vacíos por llenar”, y así mejora su capacidad para percibir las emociones ajenas, señala Comer. Por el contrario, “la ciencia ficción o las novelas románticas tienden a ofrecer personajes y situaciones establecidas, mientras que la novela de ficción supone un desafío para las convicciones de los lectores y les fuerza a penetrar en la mente de los personajes”, recalca. 

Según los investigadores, este trabajo “será de gran interés para la psicología y para aquellos interesados en conocer cómo la cultura afecta a las personas”.

 

Dejar respuesta