Las webseries, al rescate de la ficción

0
202

La emisión de series a través de internet no para de crecer. El producto, bautizado como webseries, se encuentra al alza ante la precaria situación de la industria televisiva, que si bien cada vez cuenta con menos inversión, ahora acaba de descubrir  en la Red un canal sin trabas para la difusión de sus contenidos.

Las webseries nacen con la idea de ser vistas en los nuevos dispositivos electrónicos, caso de las tabletas o teléfonos móviles. Adaptadas a pantallas pequeñas, estas series se caracterizan por el uso deplanos cerrados y diálogos tan directos como cortos. Los capítulos tienen una duración aproximada de cinco minutos y son autoconclusivos, aunque esto no se impone como regla y da pie a la existencia de una amplia variedad de formatos.

Ante la difícil situación económica que atraviesa España, muchas televisiones no sólo han decidido reducir sus inversiones en producciones de ficción, sino que también han procedido al cierre de sus canales de distribución. Águila Roja y Cuentamé cómo pasó, dos series de gran éxito en TVE, finalizaron sus temporadas y se anunció que no emitirían episodios nuevos en 2012. El panorama de la industria lleva a muchos cineastas y guionistas al desempleo. Según explica Julio Gama, director de la webserie Freaklances, “hay muchos profesionales con más tiempo libre, lo que te anima a lanzar un proyecto que te guste y que te sirva de currículo. Más allá de eso, la webserie ofrece mucha libertad creativa”.

Rodaje de la webserie "Malviviendo"

Internet como medio de difusión permite a los productores colgar la serie en la red fácilmente, de forma gratuita, y que tenga acceso a ella toda la comunidad de cibernautas. Además, según declara la cineasta Chus Gutierrez, “con las televisiones siempre estás pactando. En la Red puedes inventarte lo que quieras y con el lenguaje que quieras”. El otro lado de la moneda son las dificultades para encontrar financiación, lo que deriva en bajos presupuestos de producción, sin olvidar la casi utopía de que la webserie genere beneficios.

El salto a la televisión es la meta de muchos proyectos que nacen en internet, pero pocos son los que consiguen firmar un contrato. Malviviendo es  un claro ejemplo de que la cima no es inalcanzable. La serie online empezó con pocos recursos en 2008 y atravesó dificultades para poder sacar adelante nuevos capítulos, pero el pasado mes de abril, el canal TNT les compró los derechos de emisión. Tras más de tres años de trabajo, dos temporadas acabadas, más de 300 minutos de entretenimiento y alrededor de 22 millones de visitas, la serie logró colarse en la pequeña pantalla. Aunque la venta de derechos no acaba con las dificultades económicas, desde Malviviendo se muestran optimistas de cara a una posible financiación por parte de un canal de televisivo.

Ante las dificultades de alcanzar la visibilidad y el dinero que ofrece la televisión, los creadores de series de ficción buscan alternativas como introducir el logo o el producto de una marca en una secuencia, o anunciar a un patrocinador al comienzo o al final del episodio. El dinero no, pero las múltiples vías hacia al optimismo sobran entre los creadores. La oferta de entretenimiento online es muy amplia, con webseries como Freaklances, Princesa Rota, Malviviendo, Asqueadas, Crónicas Drakonianas o Perestroika. En definitiva, un cibermundo lleno de fuertes argumentos y, sobre todo, muchos talento artístico.

Imágenes cedidas por Malviviendo

Dejar respuesta