Las vacas a dieta para combatir el cambio climático

0
1187

Científicos del Instituto de Investigaciones Medioambientales de Aberystwyth (Reino Unido) pretenden cambiar la dieta del ganado vacuno, debido a que éste es el causante de la cuarta parte de las emisiones de metano producidas por actividades humanas. Incluso existen ya pastillas para evitar las flatulencias de los bovinos.

Ya no son sólo las chimeneas, los tubos de escape de los coches, las cenizas de las industrias o los gases de la combustión los que contaminan y alteran nuestro planeta. Existen algunos animales que también dañan el medio ambiente. Es decir, la naturaleza dañando a la naturaleza.

En 1990 surgía la noticia que relacionada los gases emitidos por las vacas con el fenómeno del cambio climático casi a modo de leyenda urbana. Muchos tomaron la información como una mera exageración o como curiosidad. Sin embargo, el paso del tiempo y los datos obtenidos por científicos, verificaban que los gases producidos por estos rumiantes tienen efectos nocivos en el medio ambiente.

Según la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector ganadero es uno de los principales responsables del efecto invernadero en el mundo. Considerando que en el mundo hay un total de 1300 millones de vacas y teniendo en cuenta que cada “emisión de gas” de una vaca contiene aproximadamente 200 gramos de metano, 100 millones de toneladas de metano van a parar a la atmósfera cada día.

Por todo ello, los expertos de este centro de Reino Unido proponen cultivar trébol blanco y otras leguminosas, con mayor nivel de azúcar. Así, se modificaría el proceso por el que sus estómagos convierten el alimento en metano, que acaba siendo evacuado principalmente por la boca.

Por otro lado, el equipo de Winfried Drochner, profesor de nutrición animal de la Universidad de Hohenheim, en Alemania, ha elaborado unas pastillas a base de hierbas naturales que, combinadas con una dieta y horarios de comida estrictos, reducen las emisiones generadas por estos animales y ayudan a combatir el calentamiento global.

Cabe destacar que el metano atrapa veinte veces más el calor que el dióxido de carbono y por ello es considerado el principal gas de efecto invernadero.

Fuentes texto:
http://www.novaciencia.com/2007/03/26/crean-unas-pastillas-para-
evitar-la-flatulencia-de-los-bovinos/

http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/energia
_y_ciencia/2007/07/30/165488.php

http://es.biz.yahoo.com/11072007/185/cientificos-quieren-cambiar
-dieta-vacas-combatir-cambio-climatico.html

Fuente imagen:
http://blog.garethjmsaunders.co.uk/wp-content/pinkfloyd
_atomheartmother.jpg

1 Comentario

  1. Lo primero, he de decir que si a mí (¡a mí!) me han llamado hoy “friki”, lo cual no me tomo a mal, si quien me lo ha llamado empieza a leer tu noticia se queda sin adjetivos para tu persona. Dicho esto, no seré yo quien te lo llame, yo te comprendo, Nan.

    Luego, a mí hay cosas que me fascinan. ¿En el mundo hay 1.300 millones de vacas? ¿Y cerdosm cuántos millones hay? Porque de esos yo conozco a unos cuantos cientos, ¿eh? ¿Quién se dedica a hacer esos cálculos? ¿Hay un señor midiendo la población vacuna del mundo? ¿Los ternerillos cuentan como vaca? ¿Y los toros? ¿Los toros no emiten gases radiactivos de esos? Luego que si discriminación machista… yo sé de más de uno que secuestraría esta noticia dentro del epicentro del volcán informativo, ¿eh?

    Me siguen asaltando dudas… si las vacas comen pastillas, ¿qué comeremos nosotros? ¿Ternera empastillada? Yo veo lagunillas aquí, ¿eh?

    En fin, que no hay día que no aprenda algo nuevo leyéndote, ya sabes. Sigue así. Un beso,

    Josh.

    PD: Te costaría que la vaca posara para la foto, ¿no? Enhorabuena, como fotógrafa eres súper 🙂

    Mua!

  2. POBRES VACAS. Por un lado quieren hacerles la compe-tencia, pues anda diciendo una famosa por ahí, que porqué no bebemos leche de rata y ahora las pobres, encima, tienen que tomar pastillas.

Dejar respuesta