Las redes sociales también se desnudan como protesta ante la caza de focas

0
923

El pasado 15 de marzo, más de cien personas acudieron a la Puerta del Sol de Madrid para protestar por la caza de focas que cada año tiene lugar por estas fechas en las costas de Terranova, Canadá. Durante más de una horas, permanecieron tumbados en el suelo, desnudos y cubiertos con un líquido rojo que simulaba ser sangre. Algunos eran socios o voluntarios de Equanimal, la asociación para la defensa de los animales que convocó la protestas, otros espontáneos que pasaban por allí aquella mañana de domingo y se unieron, y otros, la mayoría, jóvenes que fueron avisados a través de un evento de Tuenti o de Facebook.
La gran aceptación que tienen las redes sociales entre los jóvenes está provocando que empresas, asociaciones y ONG las utilicen para darse a conocer en una parte de la población a la que quizá de otra forma no podrían llegar. “A través de las redes sociales y de nuestra página web mantenemos el contacto con los voluntarios y simpatizantes de la asociación”, explicó a La Huella Digital la portavoz de Equanimal, Silvia Toval.

Internet en general, y las redes sociales en particular, están fomentando una nueva forma de comunicación y de publicidad. Asociaciones como Equanimal se han unido a la moda Tuenti y han abierto un perfil desde el que difunden sus actividades. El mensaje parece que se está adaptando con éxito a los nuevos canales.

El evento creado por Equanimal a través de Tuenti llegó a más de 6.000 personas, y aunque casi la mitad marcaron la opción “asistiré”, lo cierto es que sólo llegaron a participar activamente en el acto algo más de cien hombres y mujeres. Para Toval el hecho de que ese número de personas se hayan atrevido a desnudarse por las focas ya es un logro. “Han tenido mucho valor porque era un desnudo integral”, aseguró.

La Unión Europea ya está estudiando la opción de prohibir que se comercialice con productos derivados de la foca. Con actos como este, Equanimal quiere conseguir que esta prohibición se haga efectiva cuanto antes, además de luchar contra la utilización de pieles de cualquier animal. “No es necesario vestirse con pieles de animales, hay fibras sintéticas mucho más impermeables y protectoras térmicas”, puntualizó Toval.

Los voluntarios que se desnudaron tuvieron que soporta un sol casi veraniego y, lo que es peor, los comentarios de los curiosos que se acercaban sin saber muy bien qué estaba pasando. “Ya he visto suficiente”, exclamó una señora. “Como que estos no comerán carne”, afirmó un chico de no más de treinta años que pasaba por allí. Y mientras un grupo de niños se reía y bromeaba sobre el tamaño de los genitales de algún activista.

Algunos mirones no vieron más que cuerpos desnudos, otros reconocieron que aquellas personas luchaban por algo en lo que cree y puede que más de uno entendiera que no se pueden permitir que se maten ocho focas adultas para confeccionar un solo abrigo. Si tan sólo una persona ha entendido esto y se suma a la próxima protesta, el desnudo integral de estas personas habrá servido para mucho.

Fuente de las imágenes:
Raquel Acosta

1 Comentario

  1. Muy buen artículo Raquel. Resulta curioso como evoluciona la sociedad y cada vez tiene mas importancia la “red social” para todo tipo de eventos y asociaciones.
    Un saludo!

Dejar respuesta