Las notas de la semana. Rumbo al TOP 16

0
233

Llegan los turrones y con ellos una nueva edición de muestras particulares calificaciones. No será un número más, ya que acabamos de llegar al corte en las competiciones europeas, tanto en Euroliga como en Eurocup. El TOP 16 ha sido tradicionalmente un punto de inflexión en los torneos, donde empieza lo verdaderamente duro y no hay lugar al error. Con todos nuestros equipos vivos en ambos campeonatos, pasemos a analizar la actualidad de las más importantes disputas continentales.

👿 MUY DEFICIENTE

“Cero”: CSKA Moscow. Tras ocho años llegando a la Final Four y estando entre los cuatro mejores equipos de Europa, esta vez el equipo ruso deberá ver los enfrentamientos definitivos por televisión. Y probablemente ha sido un problema de planificación, matando a la gallina de los huevos de oro a base de no renovar una plantilla cuya edad media de los jugadores principales era escandalosa. Todos han dado su peor versión, desde un Holden incapaz de superar el 25% de acierto en tiro, pasando por un jugador que ha sido incapaz de superar sus problemas físicos como Smodis, u otros cuyos mejores momentos parecen haber pasado, véase Langdon o Ramunas Siskauskas. Y lo cierto es que los jóvenes, ya sea por falta de talento u oportunidades, no consiguen dar el salto: Vorontsevich tiene calidad pero poca regularidad, a Marjanovic le falta intensidad, y Shved aun no goza de la suficiente confianza en su juego. La destitución del mítico Dusko Vujosevic no fue el revulsivo esperado, y debería empezarse una etapa de transición en Moscu el próximo año…salvo que los petrodólares rusos digan lo contrario.

“Uno”: Sergio Scariolo (ex entrenador de BC Khimki). Recientemente despedido, el actual seleccionador de nuestro país es uno de los principales culpables del pobre bagaje del Khimki en la presente Euroliga. Eliminado en el débil Grupo A y superado por equipos con menor presupuesto como Zalguiris o Partizan, Sergio no ha sabido sacar provecho de una plantilla compensada y larga, que debería haber luchado por cotas mucho más altas. Obsesionado con centrar su juego en el americano Keith Langford, apenas ha posibilitado la participación en ataque de hombres que deberían haber sido fundamentales como Monia o Kresimir Loncar, haciendo su juego siempre lineal y previsible. Ahora al menos tendrá tiempo para pasearse por los pabellones españoles y hacer como que le interesa algo el futuro de una selección que, desde que está él en el cargo, ha bajado varios peldaños en su rendimiento.

“Dos”: Velimir Perasovic (Efes Pilsen). Con una de las plantillas más espectaculares de la competición, el otrora grandísimo tirador croata no ha podido conjuntar esa lucha de egos para formar un buen equipo. Clasificados para el TOP 16 con un vulgar record de cinco victorias en diez partidos, el problema de Efes Pilsen ya es recurrente: un gesto desmedido en cada verano, fichajes de relumbrón…para después ofrecer un juego ramplón, basado en el individualismo, con pocos sistemas y menos ayudas defensivas. Siempre da la sensación de que es un equipo débil, que puede deshacerse como un castillo de arena por la menor brisa o inconveniente. Y lógicamente el papel de un entrenador ahí es fundamental. Buen rendimiento de Rakocevic, pero ínfima participación de hombres como Akyol o Arslan, jugadores que podrían aportar.

😡 NECESITA MEJORAR

“Tres”: PAOK BC. Eliminado a las primeras de cambio en Eurocup, el mítico equipo griego pasa una pésima racha deportiva que se extiende ya durante un par de lustros. Con un juego interior convincente y contundente (algo difícil en el baloncesto europeo actual) su irregular rotación exterior, con muchos norteamericanos de perfil bajo, le ha llevado a no poder plantar cara a Benetton y ser superado también por Asefa Estudiantes. Especialmente sangrante ha sido en caso de Lazaros Papadopoulos, un jugador que desde su paso por el Real Madrid nunca termina de convencer: implicado, comprometido y duro atrás, terminaba dilapidando las opciones de su equipo todos los días en la línea de tiros libres (36%, 16/44).

“Cuatro”: Bojan Bogdanovic (Cibona Zagrev). Dificilmente puede sacarse algo positivo de una temporada en Euroliga donde tu equipo pierde los diez partidos y se encuentra en una lastimosa situación económica. Sin embargo, en Cibona han encontrado a un jugador que, gracias a su venta, solventará muchas de estas dificultades financieras. Bogdanovic, con total confianza por parte del cuerpo técnico, ha mostrado lo que se intuía de él: gran tiro, mucha movilidad para un jugador de su altura y multitud de recursos ofensivos. Futuro de la selección croata junto con su compañero Leon Radosevic, resulta complicado aventurar si hubiera podido rendir en el Real Madrid, con menos tiros y protagonismo, ya que se formó cuatro años en su cantera. Sin lugar a dudas, hubiera merecido al menos una oportunidad.

🙄 APROBADO

“Cinco”: Primoz Brezec (Krasnye Krylia). El gigantesco pívot esloveno esta vez si ha dado la cara. Acusado en multitud de ocasiones de cierto pasotismo, de dejarse llevar en la pista y de abusar del lanzamiento exterior, Brezec ha demostrado en seis partidos que es un jugador de infinitas posibilidades y grandísimo talento. Llegando en dos ocasiones a los cuarenta puntos de valoración en el equipo de Samara, se ha mostrado imparable de cara al aro, con un sobrehumano 85% de acierto (47/55 en tiros de campo) y una gran actitud en el rebote. Con muchos años perdidos en la NBA (aunque pasará a la historia de Charlotte Bobcats, anotando la primera canasta de la franquicia), quizá tenga la opción de mostrar sus cualidades próximamente en alguna liga más potente, como la ACB.

“Seis”: Dimitrios Diamantidis (Panathinaikos). El magnífico jugador heleno, con la maestría que le caracteriza, apenas ha tenido que sudar en esta primera fase de la Euroliga. Con gran peso en el vestuario de Obradovic, Dimitrios ha realizado una temporada regular magistral, sin apenas cometer fallos, subiendo el nivel del Panathinaikos a una escala inaccesible para los demás equipos. Con nueve victorias en diez partidos, el conjunto griego parece una excelente alternativa. Y en un conjunto con grandes jugadores, sobresale el liderazgo de Diamantidis, un hombre que lo puede hacer todo en la pista. Veremos si en el TOP 16, con mayores retos, puede mantener el estupendo nivel mostrado hasta ahora.

😉 NOTABLE

“Siete”: Kevinn Pinkney (Union Olimpija). A pesar de la derrota en el último segundo contra Valencia, no podemos dejar de citar el buen rendimiento del joven equipo esloveno, una de las más agradables sorpresas de la competición hasta ahora. Y dentro de él, es inevitable nombrar a Pinkney como uno de los principales artífices. Jugador interior intenso y con buena mano desde fuera, supero una y otra vez a hombres como Claver o Savanovic gracias a su movilidad y facilidad anotadora. Parece increíble que un jugador así no hubiera disputado Euroliga hasta ahora, seguramente por el complejo frustrado que tienen muchos norteamericanos de disputar NBA y perder muchos años de juego en pésimas ligas de desarrollo. Disfrutemos de él ahora que le tenemos, porque es un auténtico espectáculo de intensidad.

“Ocho”: Sofoklis Schortsanitis (Maccabi Electra). El mastodóntico pivot griego parece haber encontrado su sitio. Y le ha costado, pero más vale tarde que nunca. Tras varios años cambiando de equipo en Grecia y solo dejando ver su verdadero nivel con cuentagotas, esta temporada en Israel ha explotado gracias a la magnífica labor de David Blatt, un entrenador que siempre es capaz de sacar lo mejor de sus jugadores. Demoledor e imparable cuando ha puesto un pie en la zona, Baby Shaq anota casi 14 puntos en 22 minutos de juego, una cifra espectacular. Con buenos porcentajes, sacando faltas personales e incluso perdiendo menos balones de lo habitual, puede ser el elemento desestabilizador que permita a Chuck Eidson volver a llevar al Maccabi a lo más alto de Europa.

😀 SOBRESALIENTE

“Nueve”: Jasmin Repesa (Benetton Basket Bwin). Pocas palabras quedan para definir al esplendido preparador croata. Con su mano de hierro ha conseguido que una plantilla, que tiene los mimbres justos, funciones de manera coral, perfectamente conjuntado. Sacando el máximo partido de hombres limitados como Brunner o Toolson, también ha sabido motivar a veteranos que estaban de vuelta de todo como Bulleri o Nicevic. Y todo ello formando y dando responsabilidades a los jóvenes de grandísimo potencial que tiene en su equipo, como Gentile o Donatas Montiejunas. Para quitarse el sombrero, Jasmin.

:mrgreen: MATRÍCULA DE HONOR

“Diez”: Equipos españoles en ambas competiciones. Fuera chovinismos gratuitos, el papel de los equipos españoles en ambas competiciones continentales ha sido realmente remarcable. Y no porque ninguno de ellos haya destacado en exceso, haciendo un juego espectacular y superior. La razón principal para sentirse orgulloso es que ocho equipos (a falta de la resolución del partido suspendido de Gran Canaria) han conseguido pasar un corte que ha dejado al 33% de los equipos de Euroliga y al 50% de los de Eurocup fuera de ambos torneos. Eso habla, y muy bien, del magnífico nivel que tiene nuestra liga, con al menos ocho equipos que pueden competir internacionalmente con todas las garantías. Algunos no lo han pasado bien, como Caja Laboral o Valencia, pero finalmente han superado las adversidades para seguir dando guerra. El baloncesto español goza de una magnifica salud, y eso es un motivo de alegría para todos.

Fuentes de las imágenes:
www.solobasket.com
www.deportesorange.com

Dejar respuesta