Las notas de la semana. Rondas finales en la NBA

0
262

Ya se han iniciado los playoffs al otro lado del Atlántico, los momentos decisivos y finales apretados, los instantes donde verdaderamente hay que dar la cara y no esconderse. Aquí ya no hay segundas oportunidades, y las grandes estrellas deben ofrecer su mejor versión para no ver como sus franquicias cogen vacaciones antes de tiempo. Ha habido alguna sorpresa por ahora, como el magnífico rendimiento de los Grizzlies, mientras que otras series discurren según lo previsto. Respecto al rendimiento de los españoles, podemos decir que está siendo muy dispar. Entremos en detalles:

😳 MUY DEFICIENTE

“Cero”: Stan Van Gundy (Orlando Magic). Absolutamente incapaz de ofrecer alternativas y superado por las circunstancias, Van Gundy no está capacitado para dirigir la nave de Florida. Los Magic, un equipo que llegó a las Finales hace dos temporadas, son un conjunto sin ambición, completamente estancado, que basa todos y cada uno de sus sistemas en la aportación de Dwight Howard. Y así es muy complicado ganar cuando te enfrentas a una defensa bien formada. Existe un total colapso en el juego ofensivo, y el entrenador es culpable de ello. Sin apenas utilizar a Gilbert Arenas (con lo necesario que sería en esta crisis de ataque), dando más importancia a Bass que a Anderson (ya que juegas para Howard, hazlo bien: abre la pista) y desquiciando a Turkoglu (si es que este no se desquicia ya solo) con sistemas sin sentido, Stan se ha quedado ya sin crédito: si finalmente caen en primera ronda contra los Hawks, como todo parece indicar, debe ser relevado de sus funciones.

“Uno”: Rudy Fernández (Portland Trail Blazers). Peor que nunca pinta la situación para el escolta mallorquín. Si su rol en el equipo ya era menor, esto se ha agravado en los playoffs. Su rendimiento está siendo mínimo en los escasos minutos y tiros que le ofrece McMillan, solo ha anotado nueve puntos en los primeros cuatro partidos por el título, y se le nota desconcentrado y desubicado. La resurrección de Brandon Roy no puede hacer otra cosa salvo lastrar aun más su posición en el equipo. En verano debe replantearse que quiere hacer con su futuro deportivo, porque lógicamente su evolución en los últimos tres años ha sido ínfima.

“Dos”: Amare Stoudemire (New York Knicks). Lastrado por problemas físicos desde principios de la serie, no parece que esta vaya a ser la postemporada de Amare. La lesión de Billups ha dejado sin brújula a un equipo que marcha a la deriva, destinado a caer ante Boston. Únicamente con iniciativas individuales de Carmelo es imposible ganar y, aunque en condiciones normales con Amare tampoco hubiera sido posible, su aportación ante Garnett apenas ha sido relevante. Si de algo adolece Boston es de interiores rápidos, y ahí la explosividad y versatilidad de Amare podría haber sido decisiva. Verano movido el que le espera a los Knicks, que deben fichar buenos complementos y especialistas para una plantilla con buenos mimbres, pero extremadamente corta.

😥 NECESITA MEJORAR

“Tres”: Pau Gasol (Los Ángeles Lakers). Flojísimo inicio de playoffs del mayor de la saga de los Gasol. Tras dos pésimos primeros partidos, volvió a ser decisivo en el tercero para caer de nuevo en una imagen gris en el cuarto. Mientras tanto Lakers empata su serie 2-2 contra uno de los equipos más flojos de las rondas finales, complicando su futuro y dando muestra de la vital importancia de Pau en el triangulo ofensivo de Jackson. Gasol debe ponerse las pilas, no hay lugar para excusas, y subir revoluciones para ofrecer el nivel que todos esperamos. Parece que no ha cambiado el chip de Regular Season y, si no juegas al 120% en playoffs, todos te terminan comiendo. Por el bien de Lakers, Pau necesita mejorar.

“Cuatro”: Andre Iguodala (Philadelphia Sixers). Evidenciando lo que muchos ya sabíamos, Iguodala no es ni será nunca un jugador franquicia, una verdadera estrella de la liga. Excelente secundario como se vio en el pasado Mundial con Estados Unidos, carece de los fundamentos ofensivos y el conocimiento de juego necesario para ser una primera referencia en el ataque de ningún equipo que tenga aspiraciones. Cuando se enfrenta a hombres como Wade o Lebron, su superioridad física queda reducida a nada, y apenas encuentra opciones para anotar: en los primeros tres partidos firmó un paupérrimo 28% de acierto. No obstante, siempre suma en otras facetas. Es otro hombre que debe visualizar su futuro en la liga, ya que aun está a tiempo de convertirse en un buen complemento para un equipo que luche por el anillo.

🙄 APROBADO

“Cinco”: Derrick Rose (Chicago Bulls). Con la serie más que controlada ante los Pacers, seguramente el conjunto más flojo de los playoffs, Chicago es uno de esos favoritos que sigue sin dar buena imagen. Tras una temporada regular primorosa, las primeras dudas han surgido en postemporada tras momentos de parón en la producción ofensiva. Contra un equipo débil como Indiana, se le da la bola a Rose y que él solucione (y aun así no está pudiendo hacerlo con eficiencia, presentando un 35% de acierto en tiros); sin embargo, cuando los Bulls se enfrenten a un buen equipo, que no deje penetrar con facilidad al base, ¿qué pasará? No parece que tengan muchas opciones más en Illinois. Rose tiene una difícil tarea: no solo demostrar que es un potencial MVP de la liga, un virtuoso en la cancha, sino también implicar a los compañeros, hacerles mejores de lo que son. Si lo consigue, Chicago puede tener opciones de título; si no, el final de su temporada se acerca.

“Seis”: Dirk Nowitzki (Dallas Mavericks). Momento decisivo en la carrera de Dirk. Muchas veces tachado de blando, de no dar la cara en los momentos decisivos, se acerca uno de ellos: con la serie empatada a 2 contra los duros y correosos Blazers, Nowitzki debe ofrecer su mejor cara, aceptando la responsabilidad de dirigir a un equipo que confía en su líder. Por ahora sus números no son malos, pero tampoco brillantes y su enfrentamiento con LaMarcus Aldridge se mantiene en tablas. Debe ofrecerse, decidir más y no esperar que ciertos hombres cuyo mejor tiempo ya ha pasado (Kidd, Stojakovic , Marion) hagan las cosas por él. Ahora o nunca.

🙂 NOTABLE

“Siete”: Jamal Crawford (Atlanta Hawks). Representa perfectamente la esencia de lo que debe ser un excelente sexto hombre. Rápido, incisivo, con capacidad de anotación, maleable a diferentes puestos, inteligente en la pista. Aunque Odom se llevó el premio esta temporada, todos sabemos que Crawford podría haber repetido. En la serie contra los Magic no está siendo decisivo, sino lo siguiente. Promediando más de 24 puntos en apenas 30 minutos con excelentes porcentajes en el tiro, está superando incluso a Joe Johnson como líder anotador del conjunto y como líder en pista los últimos días. Jugador infravalorado, quizá por ser moderadamente anárquico en ocasiones, estamos viendo su mejor versión.

“Ocho”: Boston Celtics. Cierto es que pocos rivales hay como los Knicks para hacer números y lucirse, un equipo de juego alegre y defensa contemplativa. Sin embargo, el rendimiento del equipo de Massachusetts está siendo idóneo, por encima de lo esperado, sin ofrecer ninguna fisura, sin generar dudas. Con un Garnett muy sólido y apenas exigido en defensa, un Rondo que recupera todas las buenas sensaciones y un banquillo que cumple perfectamente su cometido. Sobran elogios para Paul Pierce y Ray Allen, tan geniales como siempre. A la espera de la vuelta de Shaq, incluso Jermaine O´Neal deja pinceladas de lo que un día fue. Con los Heat en mente, un equipo de tremendo potencial pero que todavía no ha sido probado en grandes citas, los Celtics vuelven a tener aroma de Finales.

😛 SOBRESALIENTE

“Nueve”: Marc Gasol (Memphis Grizzlies). Con los Grizzlies llevando la iniciativa de unas series por primera vez en su historia, mucho le deben a Marc y su fantástico momento de forma. Tras una temporada un tanto discreta, que parecía suponer un paso atrás en su carrera, Gasol está mostrando en el momento más importante del año que es un jugador con galones en la liga. Liderando el juego interior con un Zach Randolph omnipresente, el equipo de Tennessee está logrando neutralizar a Tim Duncan, Tony Parker y los suyos. Marc, duro en el rebote y acertado en ataque, supone el valor añadido que necesitaba su conjunto para ser competitivo. Quizá los Spurs terminen imponiéndose, fruto de su mayor experiencia, pero la temporada seguirá siendo positiva: los Grizzlies han puesto la primera piedra para dejar de ser una franquicia tradicionalmente perdedora. Y para ello deberán mantener este excelente bloque y, consecuentemente, rascarse los bolsillos para retener a Marc: merece un gran contrato.

😆 MATRÍCULA DE HONOR

“Diez”: Oklahoma City Thunder. Evidentemente no se puede tildar de sorpresa lo ocurrido contra los Nuggets, pero si la manera de hacerlo hasta el momento, con una pavorosa facilidad. Fruto de la juventud y bisoñez, combinan dos virtudes que les hacen imparables: solidez defensiva y rapidez ofensiva. Duros en defensa atrás, es un equipo que apabulla en el rebote tanto defensivo como ofensivo, siempre imponiéndose al rival; esta facilidad le permite correr, y es un equipo que jamás renuncia a la velocidad, a las transiciones en ataque. Combinando a dos de los mayores talentos ofensivos emergentes (Durant y Westbrook), la dureza de Ibaka, Perkins o Sefolosha, y la calidad de James Harden, nos encontramos ante un conjunto completo, conjuntado y de múltiples opciones en ataque y defensa. Si siguen así, si no hay lesiones, les veo como favoritos en una hipotética serie contra Spurs o Grizzlies.

Fuentes de las imágenes:
www.solobasket.com

Dejar respuesta