Las notas de la semana

0
179

Llegamos al corte de la Copa del Rey, buen momento para valorar las tendencias imperantes en la liga ACB. Algunos equipos han conseguido su primer objetivo tras llegar al ecuador de la temporada, mientras que otros han naufragado terriblemente y esperan una segunda parte convulsa de la competición. Nuestras calificaciones otorgarán a cada una justa recompensa a su trabajo realizado.

😳 MUY DEFICIENTE

“Cero”:  Trifón Poch (CB Granada). Tras los primeros 17 encuentros del año, el panorama no puede ser más desolador para el conjunto nazarí. Absolutamente a la deriva, con una defensa inexistente y un ataque poco conjuntado, no son pocos los que piden la cabeza del técnico, incapaz de imponer un patrón de juego con sentido. Solo Robert Kurz ofrece sensaciones positivas, y aun así apenas le llegan balones y debe fabricarse él mismo sus propios tiros. Con norteamericanos absolutamente anárquicos como Owens, un único interior que esta literalmente cojo como Prestes y poca solvencia en la dirección de juego, mucho deben cambiar las cosas para que Granada vuelva a ser plaza ACB la próxima temporada.

“Uno”:  Terrel McIntyre (Unicaja). Sin ritmo y sin acierto, incluso siendo infrautilizado por resentirse de sus problemas físicos en los últimos encuentros, T-Mac está viviendo su peor temporada. Con poca conexión con Aito y algo obsesionado con el lanzamiento exterior, casi nadie esperaba un rendimiento tan bajo del otrora mejor base del continente. Se le fichó a bombo y platillo, como merecía, pero no hay que olvidar que es un jugador veterano de 33 años, y que posiblemente haya iniciado su declive. Por el bien de Unicaja, un equipo absolutamente roto, esperemos que le queden muchas más tardes de gloria.  

“Dos”: Louis Bullock (Cajasol). Aunque sus estadísticas individuales no son especialmente pobres, lo cierto es que en Sevilla se esperaba más de Sweet Lou. Implicado y resolutivo en ataque en ciertos momentos, los años no pasan en balde y sus prestaciones defensivas son cada vez menores. Lo cierto es que a nivel colectivo se esperaba más del Cajasol, posiblemente una de las decepciones de este inicio de temporada. Un conjunto muy duro atrás y con dos auténticos pívots interiores ha quedado fuera de la Copa del Rey, y eso supone un paso atrás en la evolución del proyecto de Plaza. Louis, como estandarte y hombre de plena confianza del técnico, debe dar un paso adelante.

😥 NECESITA MEJORAR

“Tres”: Luis Casimiro (Asefa Estudiantes). Caótica dirección del entrenador estudiantil, que cada día da más muestras de estar superado por las circunstancias. Errático en sus planteamientos e incapaz de cambiar el rumbo de las situaciones adversas, ve reforzado su cargo gracias a una plantilla que, sin grandes alardes, es sólida y no le hará sufrir en la mitad de tabla. Segundas partes como la de Manresa son para olvidar, pero el verdadero nivel del equipo se puede apreciar en victorias como la de Valencia. Especial mención merece el tratamiento del tema de Josh Asselin y Yannick Driesen, donde se han traicionado algunas de las bases del club, apostando por un vulgar mercenario sin dar entrada a la cantera. El tiempo de Casimiro debe terminar.

“Cuatro”: Ettore Messina (Real Madrid). Cabeza de serie en la Copa del Rey y con su equipo optando a todos los títulos, no está siendo sin embargo el mejor año del italiano. Empieza a ser cuestionado por la grada, y el brutal balance que tienen contra el Barcelona pesa mucho en la conciencia de los aficionados. El rendimiento de una estrella emergente como Mirotic le puede aportar algo de credibilidad, ya que el mismo ha hundido a hombres como Velickovic, Tomic o Sergio Rodríguez. Necesita un buen torneo copero (es decir, conseguir el título) para reafirmarse. Si no es así, aparecerán más dudas en un conjunto que no se distingue especialmente por su paciencia.

🙄 APROBADO

“Cinco”: Jimmy Baron (Lagun Aro GBC). Cinco derrotas seguidas han generado muchas dudas en el equipo vasco, que había realizado un espectacular inicio. Mucho tiene que ver la bajada de rendimiento de Baron, un magnífico tirador norteamericano, que está teniendo últimamente más problemas para asegurar los buenos porcentajes de sus primeros partidos. Aparte se muestra débil en defensa y muchos equipos empiezan a interiorizar su juego para, de este modo, neutralizarlo allí donde hace más daño. Su aportación unida a la del otro extracomunitario, Andy Panko, se antoja fundamental para que el equipo de Pablo Laso no pase apuros a final de la temporada.

“Seis”: Pepu Hernández (DKV Joventud). Con un equipo un tanto limitado (más aun tras la espeluznante lesión de Henk Norel), el antiguo seleccionador de nuestro país está intentando sacar el máximo partido a su corta plantilla. Fundamentando su juego en unos inspirados y rejuvenecidos Will McDonald y Carl English, todo resulta más fácil ya que suponen dos estiletes ofensivos muy dañinos para cualquier defensa. Sin embargo Pepu está naufragando a la hora de atribuir cierta coherencia a la posición de base, sin terminar de apostar por un Josep Franch que rezuma calidad y alegría en su juego.

😉 NOTABLE

“Siete”:  Marko Banic (Bizkaia Bilbao Basket). Jugador sólido y estable donde los haya, de esos que siempre aportan en positivo, la temporada de Marko Banic debe ser catalogada como notable. Duro atrás y eficiente en el ataque, resulta raro ver un partido flojo del interior croata, un asiduo en la selección de su país. Las dudas del juego interior bilbaíno, con unos flojos Sonseca y Axel Hervelle, los neutraliza un hombre que debería opositar a formar parte de uno de los grandes de Europa en los próximos años. Veremos su papel en la Copa del Rey, ya que parece el único jugador capaz de competir con el efectivo tándem interior cajista formado por Stanko Barac y Esteban Batista.

“Ocho”: Fernando San Emeterio (Caja Laboral). Líder en valoración de uno de los equipos punteros en Europa en los dos últimos años, Fernando San Emeterio es otro de esos hombres es otro de esos hombres con los que decidirías ir a la guerra. Luchando hasta el final y siempre sumando al colectivo, su primera mitad de temporada ha sido exhibición tras exhibición de esfuerzo y pundonor. Cada vez más regular en su lanzamiento e incisivo en las penetraciones, el alero acumula muchos de los galones exteriores de un equipo donde Oleson y David Logan no terminan de arrancar.

😀 SOBRESALIENTE

“Nueve”: Federico Van Lacke (Blancos Rueda Valladolid). Resulta difícil destacar a cualquiera de los jugadores del equipo vallisoletano, ya que el rendimiento coral del equipo está siendo espectacular, muy por encima de las mejores expectativas. No obstante, el escolta argentino merece este reconocimiento por ofrecer durante varias temporadas un nivel alto sin fisuras. Seguramente es uno de los hombres más infravalorados de la liga, ya que resulta complicado encontrar escoltas tan aplicados atrás y solventes en ataque como él. Clasificados en la cuarta posición en la actualidad, Van Lacke y su equipo son los tapados de esta liga, un equipo extremadamente complicado de batir y con una labor técnica y de scouting que roza la excelencia.

😎 MATRÍCULA DE HONOR

“Diez”: Svetislav Pesic (Power Electronics Valencia). Su caso es un autentico “Expediente X”, bordeando el esperpento, lo incrédulo y grotesco. Estudioso del baloncesto coetáneo, reputado entrenador en todo el continente, empezó la temporada sin equipo. Solo le hicieron falta unas horas para hacer comprender a todos que la plantilla de Valencia era infinitamente mejor de lo que Manolo Hussein se había propuesto demostrar, en un inicio de campaña lamentable. Sacando el máximo partido posible a Savanovic o Rafa Martínez, y elevando a un nivel jamás visto a Víctor Claver, el preparador serbio se ha ganado toda la credibilidad y respeto que muchos osaban subestimarle. Tras una racha titánica de victorias en competición doméstica y continental, pelearán por todos los títulos.

Fuente de las imágenes:
Revista Solobasket (www.solobasket.com)

Dejar respuesta