Naciones Unidas hace el mayor llamamiento humanitario de su historia para Siria

0
118

Ante el temor a un empeoramiento de la crisis en Siria, Naciones Unidas (ONU) lanzó un llamamiento a la comunidad internacional pidiendo fondos para financiar la ayuda humanitaria durante 2014. El objetivo es conseguir 6.500 millones de dólares para poder ayudar a los refugiados y desplazados del conflicto. Es la mayor cantidad solicitada en su historia para una situación de emergencia.

Life on the run: A Syrian boy, followed by his family, runs with his bag in his hands, moments after crossing the border into Jordan. The moment he crossed the border this boy became a refugee. ACNUR/O.Laban-Mattei
Life on the run: A Syrian boy, followed by his family, runs with
his bag in his hands, moments after crossing the border into Jordan. ACNUR/O.Laban-Mattei

El pasado lunes 16 se presentó en Ginebra el Plan de Respuesta para la Crisis en Siria. Unos 2.300 del total de 6.500 millones de dórales irán destinados al plan de Respuesta para la Asistencia Humanitaria en Siria liderado por la Coordinadora de Ayuda de Emergencia OCHA. Los restantes 4.200 millones formarán parte del Plan de Respuesta Regional, que dirige el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR). El primero centrará su acción en las personas desplazadas dentro de Siria, mientras que el segundo ayudará a los refugiados y comunidades de acogida de los países vecinos. Junto con la ONU están trabajando diversas organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales desde el inicio del conflicto. Todos ellos reclaman la necesidad de fondos para poder hacer llegar su ayuda y establecer corredores humanitarios dentro del país. Especialmente con la llegada del invierno, cuando las condiciones de vida de la población empeoran por momentos, afectando principalmente a los niños refugiados.

Desde que empezara el conflicto en 2011 al albor de la primavera árabe, ya son más de 6 millones los desplazados y casi 2,5 millones de exiliados los que se ha llevado la guerra en Siria. Las perspectivas para 2014 son poco halagüeñas. Se prevé un empeoramiento de la crisis y ninguna esperanza respecto a una solución cercana. Por ello, la prioridad de la comunidad internacional es salvar vidas. António Guterres de ACNUR declaró el lunes: “Esto supera cualquier cosa que hayamos visto en muchos, muchos años, y hace que la necesidad de alcanzar una solución política sea mucho mayor”. El apoyo de ACNUR a los países vecinos consiste en ayudar a las comunidades locales que están recibiendo el éxodo sirio. Países como Iraq, Jordania, Líbano, Turquía o Egipto están proporcionando a los sirios cobijo, protección y sustentación de necesidades básicas; pero siguen viviendo en condiciones extremas. Las previsiones calculan que gracias al nuevo Plan de Respuesta Regional podrán ayudar a un máximo de 4,1 millones de refugiados para finales de 2014.

This map shows how many children have fled Syria for Lebanon, Jordan, Turkey, Iraq, North Africa and Egypt. Note that the numbers reflect children who have registered with UNHCR in these countries. The actual number of child refugees is higher, as not all children and families register. UNHCR
This map shows how many children have fled Syria for Lebanon,
Jordan, Turkey, Iraq, North Africa and Egypt.
UNHCR

Por su parte, los estados miembros de la Unión Europea (UE) se han ofrecido a acoger a 12.000 refugiados. Amnistía Internacional declaró que es tan sólo un 0,5% de los 2,3 millones que han huido del país y lo calificó como ‘dejación de su parte de responsabilidad’. Dentro de la UE sólo 10 Estados han ofrecido plazas de admisión por razones humanitarias, siendo Alemania el que más con 10.000 refugiados. Francia ha ofrecido 500 plazas y España 30. Mientras que otros como Reino Unido e Italia no han ofrecido ninguna plaza.

La contienda comenzó en marzo de 2011 y se ha cobrado más de 100.000 vidas. El régimen de Al-Asad afianza sus posiciones desde la capital sin temor a un ataque internacional. Recientemente se ha iniciado una dura ofensiva contra la región de Alepo, que le disputan los rebeldes desde hace un año. Mientras, el foco internacional sigue puesto en el plan de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) para destruir las armas químicas del régimen. Rusia, China, Estados Unidos, Dinamarca y Noruega colaborarán con Siria y destruirán el material en dos fases, hasta el 31 de marzo de 2014 y hasta el 30 de junio de 2014.

Dejar respuesta