Las montañas, pieza fundamental de un futuro sostenible

0
87

Los bienes y servicios derivados de las regiones montañosas son esenciales para la vida.

DSCN0659El día 11 de diciembre ya es sinónimo de montañas. Y es que desde hace más de diez años se homenajea a estos monumentos naturales con un día de plena dedicación. Esto es una importante oportunidad para fomentar la reflexión de todos los habitantes del planeta sobre la necesidad de conservar y admirar las espléndidas formaciones montañosas que el planeta Tierra presume de poseer.

Asombrados por el increíble éxito que tuvo el Año Internacional de las Montañas en el 2002, las Naciones Unidas decidieron llevar a cabo esta magnífica iniciativa. El objetivo era crear conciencia sobre estos monumentales regalos de la naturaleza y a consecuencia de ello, se creó la Alianza Internacional para el Desarrollo Sostenible en las Regiones de Montaña, popularizada como Alianza para las Montañas.

Estamos tan acostumbrados a verlas en nuestro entorno que no somos conscientes de que estas eminencias topográficas son un punto clave para para nuestra vida. Da igual donde vivamos, nuestra vida está ligada a ellas porque son la mayor fuente de agua dulce, así como una de las principales fuentes de madera y productos forestales no maderables, acogiendo a millones de especies animales y incontable número de plantas.

A pesar de todo lo que nos proporcionan, viven bajo un grado de amenaza constante sufriendo día a día el proceso de degradación ambiental y por ende las consecuencias del cambio climático y como si no fuera suficiente, a todo esto debemos añadir la dura mano del hombre: incendios, deforestaciones, contaminación, etc. Es por motivos como estos que cada 11 de diciembre se ponen en marcha todo tipo de proyectos a diferentes niveles. Eso sí, siempre a favor de las montañas, así el año pasado se puso el acento sobre la importancia de las montañas para la vida y en esta ocasión se han centrado en cómo las montañas son cruciales para conducir al mundo hacia el crecimiento económico sostenible en el contexto de la erradicación de la pobreza, así como llamar la atención a sus modelos de producción que, generalmente, son sostenibles y de baja emisión de CO2.

Esta propuesta quiere lograr despertar la sensibilidad de la sociedad en todo lo referente al desarrollo sostenible de las zonas de montaña para así lograr un compromiso mayor. La Cumbre de la Tierra Rio+20 ha indicado que se enfocarán los vínculos entre el desarrollo rural y urbano con una mirada en la implementación de la economía verde.

Desde el principio de los tiempos han sido fuente de inspiración de sociedades y culturas. Icono espiritual para muchos pueblos, siguen siendo el gran manantial de vida y sabiduría consagrándose como la más importante forma de conservar y cuidar la naturaleza. Dondequiera que estemos, dondequiera que vivamos, tendremos siempre una montaña cerca y es nuestro deber protegerlas.

Fotografía: María Candel Ramis De Ayreflor

Dejar respuesta