Las memorias de una (buena) suegra

0
248

Siruela rescata Memorias de una suegra, novela estrenada hace más de 130 años, para animarnos a desterrar el prejuicio de que las suegras son perversas y dañinas, gracias a una deliciosa lectura satírica.

9788416280360Que las suegras gozan de una fama terrible no es ninguna novedad. Entrometidas, indiscretas, amargadas, criticonas… lamentablemente han sido y son, en un sentido tradicional, jocoso y peyorativo, una de las figuras familiares peores valoradas de la vida cotidiana y que más estigmas carga sobre sí. De la mano de George R. Sims y con mucho humor por delante, negamos la mayor y descubrimos poco a poco a la excelente persona, abnegada madre y abuela y desesperada esposa que es Jane Tressider.

La señora Tressider, que relata en forma de memorias los capítulos más importantes de su vida y describe los entramados de su numerosa familia de hasta tres generaciones presentándonos a sus integrantes, forma parte de la sociedad londinense de finales del siglo XIX. En ella la reputación, las habladurías y el clasismo están a la orden del día. Jane Tressider, consciente de ello, toma la pluma para desahogarse y contar por escrito lo que le es imposible callarse: todo cuanto ha acumulado a lo largo de muchos años de matrimonio y vida familiar, las anécdotas y los recuerdos que su carácter indomable le impide ocultar por más tiempo. Así, nos hará partícipes de sus diversos episodios vitales, tanto de los felices como de los más embarazosos, vividos junto a su esposo John, sus cuatro hijos, sus cinco hijas, sus respectivos yernos y nueras, sus nietos y nietas y toda una colección de empleados domésticos.

Con un estilo absolutamente hilarante y una ironía no exenta de crítica, George R. Sims logra una comedia perfecta que hace que nos encariñemos con la familia Tressider, que empaticemos con la protagonista principal y que dieciocho capítulos nos sepan a poco. El autor, periodista y reconocido dramaturgo inglés, fue uno de los más diestros en el manejo de la sátira de su tiempo y es brillante a la hora de crear entrañables enredos y peculiares personajes que, difuminados en esta novela de costumbres, conforman un inolvidable retrato tremendamente vigente en la actualidad. En definitiva, un gran punto para Siruela por haber rescatado una joya muy recomendable, que hará pasar un agradabilísimo rato al lector.

Dejar respuesta